Entrevista

Yoly Saa: "Si eres tía, parece que tu carrera musical se acaba a partir de los 40, que te salen arrugas y tu talento desaparece"

  • La cantautora gallega lanza 'A golpes de fe', un primer álbum en el que se ha volcado emocionalmente. 
La cantautora gallega Yoly Saa.
La cantautora gallega Yoly Saa.
JOSÉ GONZÁLEZ
Yoly Saa.
JOSÉ GONZÁLEZ

Llena salas y teatros con su música y compone y colabora con primeras espadas de nuestro país como Malú, Luz Casal o Álex Ubago, pero hasta hace no mucho tocaba en el metro. Y es que llegar hasta aquí no ha sido fácil para Yoly Saa. Dejó su Pontevedra natal -y el fútbol, su otra gran pasión- para probar suerte en Madrid. Y salió bien.

Haciendo un guiño al título del disco, ¿al final todo es cuestión de fe?¡Y tanto! Tienes que creer mucho, ya no solo en ti, sino en la música en general y en el mundo, algo que me parece bastante complicado. Estos dos últimos años han sido una cuestión de: 'o creo o no sobrevivo'.

¿Qué propuesta musical lanza?Es un disco bastante heterogéneo, en el que te vas encontrando un sonido que me permite alejarme del resto de artistas o de lo que se entiende comúnmente como 'el mundo cantautor', pero sin perder esa esencia de darle importancia a las letras. Sí que es verdad que me gustaría llevar las producciones a un lado más moderno y experimentar con eso. Creo que todavía me queda un largo camino hasta que yo encuentre mi sonido y mi sitio.

"Soy una persona muy emocional. Yo siempre digo que el drama va conmigo y cuesta muy poco sacarlo"

Parece que lo que busca es diferenciarse.Es que me motiva más. Además, creo que siempre es una virtud que no te comparen con nadie. No me gusta que lo hagan y que, cuando me escuchen, digan: 'esta es Yoly Saa'.

Tiene una forma de cantar muy real, muy característica. ¿Hay que tener una sensibilidad muy desarrollada para eso?Soy una persona muy emocional. Yo siempre digo que el drama va conmigo y me cuesta muy poco sacarlo, aunque yo esté bien en mi vida actual. Tienes que tener cierta sensibilidad a la hora de hacer canciones y no creo que sea posible que todo el mundo pueda. La gente que nos dedicamos a esto vemos la vida desde otro punto y nos recreamos en las circunstancias que tenemos.

"Yo no estoy todo el rato pensando en la cima. Tengo una idea del éxito diferente a la que comúnmente conocemos"

Ya es más que solo una promesa de la música, ¿da vértigo?Yo siempre decía: '¿me quedaré siempre en una eterna promesa?' (ríe). No me gustan mucho la presión ni las pretensiones. En esta vida es mejor estar sorprendida que decepcionada, así que cuantas menos expectativas se tenga, menos posibilidad de decepción hay. Antes me agobiaba, pero siempre he intentado apartarlo y no olvidar que hago canciones únicamente para mí. Esa es la clave de que todo esté yendo tan bien. Yo no estoy todo el rato pensando en la cima. Tengo una idea del éxito diferente a la que comúnmente conocemos. Obviamente, es un éxito llenar el Wizink Center, pero para mí es dedicarme a lo que me gusta, estar hablando contigo de una cosa que me sale muy de dentro y que es muy real. Eso es también el éxito, aunque igual no sea igual de tangible que meter 15.000 personas en un recinto.

Éxito también es escribir para otros artistas o colaborar con ellos.No me imaginaba dedicándome a la música, imagina haciendo una colaboración con alguien. Estoy superagradecida. Con Nil Moliner, Álex Ubago... Te cruzas con referentes que has tenido toda tu vida y, de repente, te los ponen delante. Si esto se lo cuento a la Yoly de 15 años, se muere, no se lo creería.

"Cuando llegué a Madrid me encontré con una persona de la industria que intentó llevarme por un camino en el que yo no me sentía cómoda y me negué. Él no lo entendió muy bien, pero a mí me vino muy bien darme con ese golpe de primeras"

¿En todo este proceso la han querido moldear?Ahora no, pero sí al principio. Cuando llegué a Madrid me encontré con una persona de la industria que intentó llevarme por un camino en el que yo no me sentía cómoda. Pero me negué. Él no lo entendió muy bien, pero a mí me vino muy bien darme con ese golpe de primeras. De hecho, en el disco hay una canción dedicada a él, que se llama Tirano. Creo que una de mis virtudes es mi manera de hacer canciones. Esa es mi esencia y no tengo por qué perderla. Ahora no me imponen nada desde fuera, pero sí es cierto que, a veces, tú misma te pones la presión. Es pura autoexigencia.

La cantautora Yoly Saa.
La cantautora Yoly Saa.
JOSÉ GONZÁLEZ

¿Cómo, cuándo y por qué decidió dejar Galicia por Madrid?Yo, de siempre, he sido una apasionada de la música, pero soy muy introvertida, nunca me había visto capaz. Pero un día algo me hizo un clic. Yo estaba aburrida con la vida que tenía y pensé que era el momento de hacerlo. Eso de ahora o nunca. La idea era estar unos meses en Madrid y volverme. Pero llegué a la capital, conocí a gente como yo y empecé a encontrar mi sitio. De aquí ya no me voy (ríe).

"Es muy fácil tocar para gente que ha pagado para verte, pero es muy difícil ponerte en un sitio como el Metro sabiendo que a la mayoría de la gente tú le das igual"

¿Le ha costado?Lo más complicado ha sido adaptarme a una ciudad que tiene un ritmo de vida completamente distinto al que yo estaba acostumbrada. Lo que más me gusta de ella es la propuesta cultural que tiene, porque a nivel creativo te da muchas ideas.

Llegó a tocar en el metro.Fue una experiencia muy dura, sobre todo porque para mí fue un reto personal tocar ante personas. ¡Aunque fuera en el metro! Para que te hagas una idea, cuando yo tocaba en mi cuarto y sentía que se acercaban mis padres o mi hermano para escucharme, yo me callaba. Nadie sabía que yo tocaba y cantaba. Por eso, cuando me fui a Madrid, todos fliparon. Es muy fácil tocar para gente que ha pagado para verte, pero es muy difícil ponerte en un sitio como el metro sabiendo que a la mayoría de la gente la estás molestando y a la que tú le das igual. Era una especie de reto y ha acabado siendo un aprendizaje brutal a la hora de desenvolverme en un escenario.

"Si quisiera que todo el mundo estuviera conforme con lo que digo, no me dedicaría a la música"

¿Le gusta este mundillo?Sí y no. Me gusta todo lo que es la parte musical, creativa, saber cómo se hace un disco o un videoclip desde dentro, pero detesto el mundo postureo, de conveniencias y todo esto que gira alrededor de la música. Aunque en general la gente es bastante mejor de lo que me esperaba o imaginaba. Dios, es que al ser tan introvertida todo me cuesta. Pero es guay, me gusta mucho la vida que tengo ahora. La balanza se queda en positivo.

Es una tía muy natural, muy clara, tanto a nivel profesional como en su faceta más personal, como en las redes. ¿Le ha costado algún disgusto?Alguno que otro, pero es algo que no me preocupa demasiado, la verdad. Si quisiera que todo el mundo estuviera conforme con lo que digo, no me dedicaría a la música. Sobre todo ahora, que parece que cada vez vivimos más en un mundo de mentira, creo que es necesario decir las cosas, siempre y cuando lo digas con educación y respetes las libertades de los demás. Yo siempre digo lo que pienso y defiendo lo que creo, y creo que todos deberíamos ser así. Los artistas somos gente normal y corriente y, como todos, tenemos opiniones y preferencias. Si además podemos ser un altavoz o referencia para alguien, ¿por qué no decirlas?

"Los artistas somos gente normal y corriente y, como todos, tenemos opiniones y preferencias. Si además podemos ser un altavoz o referencia para alguien, ¿por qué no decirlas?"

Como cantautora y compositora, ¿qué opinión tiene del reguetón y algunas de sus letras?Yo no tengo ningún problema con ellas, siempre que haya unos límites y que esas letras no inciten a hacer cosas que atenten contra las libertades de nadie o que dejen en mal lugar a la mujer. No tengo demasiados prejuicios en ese sentido.

Música y futbolista. Seguramente habrá vivido algún que otro episodio machista.Por supuesto. Desde 'qué bien tocas la guitarra para ser mujer' hasta 'ah, que sabes darle patadas a un balón'. A ver, que soy futbolista profesional. Si no supiese, no estaría aquí. Lo bueno es que cada día me acerco más a gente que tiene un discurso diferente, más feminista. Aunque nos queda mucho camino. Tampoco entiendo que, si eres tía, parece que tu carrera musical se acaba a partir de los 40, pero si eres un tío puedes estar cantando hasta los 70. Te empiezan a salir arrugas y parece que tu talento desaparece con ellas. Creo que es positivo que estemos en la industria mujeres que a priori no somos normativas físicamente o necesariamente heterosexuales, por ejemplo.

YOLY SAA

  • 28 años. Toca la guitarra desde los 13 años y con 18 se lanzó por primera vez a los escenarios. Todo pese a su timidez, que no le impidió dejar su Pontevedra natal para probar suerte en Madrid y hacerse un hueco en la industria. Fichó por Warner y ahora publica 'A golpes de fe', su primer trabajo musical.

Hablaba antes del éxito. ¿Nunca quiso alcanzarlo presentándose a un 'talent'?Sí, pero solo una vez, cuando tenía 19 años, en la primera edición de La Voz. Llegué hasta el último casting, pero no me cogieron, cosa que agradezco porque creo que no estaba preparada entonces. Si hubiese pasado, no habría sido la cosa muy fructífera.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento