Forcadell recurre al TEDH su condena por el 1-O: "Espero encontrar la justicia que no he encontrado en el Estado español"

Forcadell pide luchar por los derechos de las mujeres cada día y que no sea "solo un eslogan"
Forcadell en una imagen de archivo.
Europa Press

La expresidenta del Parlament Carme Forcadell (ERC) ha iniciado la vía judicial europea con la presentación de un recurso ante Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) contra la sentencia del procés para "encontrar en Europa - ha dicho- la justicia que no he encontrado en el Estado español".

Acompañada de sus abogados Iñigo Iruin, Olga Arderiu y Raimon Tomás y de la vicesecretaria general de Derechos, Libertades y Lucha Antirrepresiva de ERC, Marta Vilaret, Forcadell ha anunciado con "evidente satisfacción" que ha decidido iniciar "la vía judicial en Europa".

El 24 de marzo, el Tribunal Constitucional rechazó que el juicio a la cúpula del procés obedeciera a una "persecución" del independentismo, al resolver los diez recursos de amparo interpuestos por los líderes independentistas condenados por el Supremo por sedición y malversación.

"Después de que el TC desestimó el recurso de amparo contra mi sentencia y, por lo tanto, mi causa judicial ha finalizado en el Estado, inicio el camino de la justicia europea, donde evidentemente espero encontrar la justicia que no he encontrado en el Estado español", ha asegurado Forcadell.

El recurso ante el TEDH, en Estrasburgo, fue interpuesto por el equipo legal de la expresidenta del Parlament el pasado 30 de marzo y se basa en siete ejes.

El recurso incide en que se ha producido una vulneración de la inviolabilidad parlamentaria, en una condena "desproporcionada e innecesaria"; una falta de imparcialidad del TC, pues "los magistrados que desestimaron el recurso de amparo son los mismos que instaron a su persecución legal"; o falta de imparcialidad también del instructor del juicio, Pablo Llarena, que "usó expresiones y vivencias personales que apuntaban a falta de distancia personal".

También se apunta a que se restringió el derecho a la libertad de Forcadell por finalidades ajenas a las previstas por el Convenio Europeo de Derechos Humanos; o una falta de competencia del Tribunal Supremo para enjuiciar la causa, que debería haberse producido, a su juicio, en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

Por último, el recurso subraya que se vulneró la libertad de reunión y asociación, así como el principio de legalidad, ya que la condena por sedición fue una "interpretación y aplicación extensiva" del Código Penal y es una "figura anacrónica".

Forcadell ha opinado que el TC y Llarena han actuado con una falta de imparcialidad "vergonzosa" y ha lamentado la condena "desorbitada" que sufrió por un delito "obsoleto, que no existe en Europa", todo ello con el objetivo de "apartarle y silenciarle".

Iñigo Iruin ha incidido en que se trata de un caso de enorme complejidad técnica que plantea "relevantes cuestiones que afectan a la arquitectura constitucional del Estado" y que "no tiene precedente ni parangón en ninguna democracia parlamentaria ni en la jurisprudencia europea.

Sobre el hecho de que el pasado 5 de abril se produjeran tres votos particulares de magistrados del TC, entre ellos su presidente, Juan Antonio Xiol, contra la sentencia del Alto Tribunal que rechazó los recursos de amparo, la abogada Olga Arderiu ha recordado que se han producido después de haber presentado el recurso al TEDH, por lo que no han sido incluidos en la demanda.

Pero la letrada ha opinado que esos votos particulares, que consideran que el Supremo debió suspender la sentencia del Procés, "por descontado ayudarán" a ese recurso en Estrasburgo, ya que seguramente sea aprovechado por los cuatro condenados del juicio que aún faltan por acudir a instancias europeas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento