La relación entre Junts y ERC, en el precipicio tras las críticas de Rufián: Puigdemont niega haberse reunido con el Kremlin

Gabriel Rufián-Carles Puigdemont.
Gabriel Rufián-Carles Puigdemont.
ARCHIVO

Nueva crisis en las relaciones entre Junts y ERC. Esta vez la tormenta la han desatado las duras declaraciones del portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, contra el expresidente Carles Puigdemont y su entorno: "Creo que son señoritos que se paseaban por Europa reuniéndose con la gente equivocada, porque así durante un rato se creían que eran James Bond", denunció Rufián el martes.   

Aunque horas más tarde el republicano ha rebajado el tono y ha pedido "disculpas" por si su "contundencia molestó a alguien, para los de JxCat - que han tildado a Rufián de "miserable"- no ha sido suficiente y ya han pedido su comparecencia ante la Comisión de Asuntos Institucionales del Parlament para que informe "sobre las acusaciones y difamaciones que vinculan el independentismo con Rusia".

La crisis no ha quedado en el ámbito de los partidos, sino que ha salpicado al Govern de  coalición de ERC y Junts. Así el vicepresidente Jordi Puigneró, que el martes expuso su queja al presidente Aragonès durante la reunión del Govern, ha recordado este jueves que Rufián "está llamado a comparecer en el Parlament para explicar por qué lo ha hecho y en todo caso demostrar la veracidad de sus afirmaciones".

"En el momento en que comparezca en el Parlament ya sacaremos conclusiones determinadas", ha dicho Puigneró que ha insistido en asegurar que las declaraciones del dirigente republicano no son aceptables.

Tampoco ha ayudado a calmar las aguas que el presidente de la Generalitat, el republicano Pere Aragonès, no se haya querido pronunciar sobre las palabras del portavoz de ERC, Gabriel Rufián, sobre la supuesta vinculación entre el expresidente Carles Puigdemont y el Gobierno ruso: "La función de un presidente de la Generalitat es no contribuir al ruido". 

Puigdemont responde a Rufián en un artículo periodístico

Y este jueves ha sido el propio expresidente de la Generalitat y eurodiputado de JxCat, Carles Puigdemont, quien ha defendido su acción internacional y la del jefe de su oficina, Josep Lluís Alay, y ha negado haberse reunido con dirigentes de la Federación Rusa.

En una tribuna publicada en La Vanguardia este jueves, Puigdemont subraya que su objetivo siempre ha sido "ampliar el conocimiento internacional de la realidad del conflicto" catalán, y que para ello ha contado con el apoyo de Alay, al que ha tildado de "académico brillante".

"Sé que este tipo de apoyos causan urticaria en aquellos que nos querrían mediocres, adocenados y acomplejados. Y que lo intentan criminalizar de la manera que han criminalizado al independentismo", asegura el expresident en referencia a Alay.

En el artículo, Puigdemont niega haberse reunido con dirigentes de la Federación Rusa y asegura que "todo lo que salga de este esquema es pura fantasía y especulación, que no tiene otro interés que el de manipular para obtener el objetivo de desacreditar o atacar la reputación del movimiento independentista".

"Todo lo que salga de este esquema es pura fantasía y especulación, que no tiene otro interés que el de manipular para obtener el objetivo de desacreditar o atacar la reputación del movimiento independentista"

Recuerda que, "incluso en los momentos más oscuros de Europa, cuando el unionismo español estaba alineado con Hitler y Mussolini, el catalanismo ha estado comprometido con la causa de la libertad".

"No somos una región, no somos una mera comunidad autónoma. Somos una nación y las naciones procuran tener voz en el mundo", remacha el expresidente.

El Parlament pide a Alay comparecer sobre "su relación con los servicios rusos"

Además de comparecencia de Gabriel Rufián, la Comisión de Asuntos Institucionales (CAI) del Parlament ha aprobado este jueves por unanimidad la solicitud presentada por Cs para que el jefe de la Oficina del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, Josep Lluís Alay, comparezca en la comisión para que "informe sobre su relación con los servicios secretos rusos".

También se ha aprobado -con el 'sí' del PSC, ERC, Junts, CUP, comuns, y el 'no' de Vox, CS y el PP- la solicitud de comparecencia presentada por Junts para que el abogado de Puigdemont, Gonzalo Boye, informe en la CAI sobre "la defensa e intentos de destruir el entorno de Puigdemont".

Estas peticiones de comparecencia surgen después de las informaciones aparecida sobre los supuestos contactos de Alay y del entorno de Puigdemont con Rusia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento