El nuevo cambio del etiquetado energético que afectará a tus futuras compras de electrodomésticos

Ejemplo del nuevo etiquetado para un frigorífico o nevera.
Ejemplo del nuevo etiquetado para un frigorífico o nevera.
ARCHIVO
Ejemplo del nuevo etiquetado para un frigorífico o nevera.

En el año 2021 cambió el etiquetado energético de los electrodomésticos, lo que afecta a las lavadoras, lavavajillas, nevera, televisores y bombillas LED, entre otras cosas. Esto puede generar dudas en los consumidores. 

Es por ello que la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha elaborado una guía donde incluye los cambios que refleja este nuevo etiquetado, donde la escala de eficiencia energética vuelve a ser de la A a la G, mientras que cada clase de eficiencia se mide ahora con más exigencia. 

¿Qué cambia en las etiquetas energéticas?

Muchos usuarios pueden tener ahora confusión cuando se encuentran con una etiqueta que antes marcaba A+++ o A++, que significaban máxima eficiencia, y que ahora muestran la clase B o C. Esto no significa que ahora consuman más, sino que actualmente se exigen consumos menores para ser clase A. 

De este modo, la Unión Europea, junto con asociaciones de consumidores, fabricantes y distribuidores, han creado el proyecto BELT (Boost Energy Label Take Up) para facilitar la comprensión de las nuevas etiquetas energéticas a los usuarios. 

Así, se puede descargar un folleto informativo sobre las nuevas etiquetas energéticas que ha preparado la OCU, editando más de 30.000 ejemplares para distribuirlo gratuitamente. Por ejemplo, se puede conseguir en Carrefour, que lo repartirá en 200 puntos de venta de electrodomésticos, y El Corte Inglés, que lo distribuirá en sus 100 tiendas.

Descargar folleto informativo

En el siguiente documento se puede ver y descargar el folleto elaborado por la OCU para entender el nuevo cambio sobre las etiquetas energéticas de los electrodomésticos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento