Un Botticelli supera los 35 millones de euros en una subasta en Nueva York

  • El pintor italiano realizó la obra cuando tenía ya más de 50 años, por lo que forma parte de sus trabajos tardíos.
La obra 'Varón de los Dolores', de Sandro Botticelli.
La obra 'Cristo Varón de los Dolores', de Sandro Botticelli.
SOTHEBY'S

Uno de los pocos cuadros de Sandro Botticelli que aún permanecen en manos privadas, Cristo Varón de dolores, alcanzó este jueves los 45,4 millones de dólares (unos 40,7 millones de euros) en una subasta de Nueva York, en la que dos compradores batallaron por la pieza con constantes pujas.

La pieza fue vendida por un precio de martillo de 39,3 millones de dólares (más de 35 millones de euros), que al sumarle tasas e impuestos llegó a los 45,4 millones de dólares, por encima de los 40 millones de dólares (casi 36 millones de euros) que habían estimado los expertos de Sotheby's.

Cristo Varón de dolores, subastado casi exactamente un año después de que otro cuadro del renacentista italiano se vendiera por 92 millones de dólares (82,6 millones de euros al cambio actual), fue realizado cuando el pintor tenía ya más de 50 años, con lo que se trata de una de sus obras más tardías, y se vendió por última vez al mejor postor en 1963.

El cuadro cuenta con una particularidad y es que, para la actual subasta, se ha descubierto un boceto de una virgen con un niño oculto bajo la pintura del Cristo Varón de dolores.

"Es un conocimiento emocionante sobre el artista, cómo trabajaba y cómo creaba sus pinturas", explicó a Efe el director del departamento de Grandes Maestros de Sotheby's en Nueva York, Christopher Apostle.

La pieza, que se estima fue terminada por Botticelli sobre el año 1500, ha sido expuesta desde octubre en Londres, Dubái, Los Ángeles y Hong Kong antes de su venta en Nueva York y, según Sotheby's, ha pertenecido a colecciones privadas desde el siglo XIX.

"Creemos que hay solo unos cinco cuadros de Botticelli en manos privadas", apuntó Apostle, quien subrayó el carácter retrospectivo y emotivo de la obra, resultado de que fuera pintada en los últimos años de vida del artista.

"Es una pintura metafísica de una persona madura que está encarando su propia mortalidad, y es lo que hace que sea tan emotiva", agregó el experto de Sotheby's.

Representando a Cristo con una corona de espinas, rodeado de ataduras, con las manos cruzadas sobre el pecho y con un halo de ángeles sobrevolando su cabeza, el cuadro tiene un estilo sobrio y austero, alejado de la inocencia de sus obras primeras, como el célebre Nacimiento de Venus.

La subasta de hoy de Sotheby's destacó también por ser la primera vez que se incluye en la titulada Semana de Maestros una escultura egipcia de piedra caliza, Figura de un hombre, que se estima data de entre 2.350 y 2.990 a. C., a la que se le había dado un valor de entre 3 y 5 millones de dólares (de 2,7 a 4,5 millones de euros).

Junto con Cristo Varón de dolores, fue uno de los artículos que cobraron mayor importancia después de que en un enfrentamiento de pujas de cerca de un cuarto de hora la escultura alcanzara un precio de martillo de 8,4 millones de dólares (7,5 millones de euros), que ascendió finalmente hasta los 9,9 millones de dólares (8,9 millones de euros).

La figura fue encontrada por el reputado arqueólogo estadounidense George Andrew Reisner en las pirámides de Giza en 1913, tras lo cual el Gobierno de Egipto se la obsequió al Museo de Bellas Artes de la Universidad de Harvard en 1921.

El pintor flamenco Pieter van Mol fue otro de los protagonistas de la jornada, puesto que su Diógenes con su lámpara en busca de un hombre honrado fue vendido por 5,8 millones de dólares (5,2 millones de euros), casi el doble del valor que le había dado la firma, un monto que pulverizó el anterior récord del artista, que se encontraba en 420.000 dólares (unos 378.000 euros al cambio actual).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento