Gavelston
Gavelston Archivo

Los vientos máximos sostenidos del huracán bajaron a 240 kilómetros por hora y se pronostica un leve debilitamiento en las próximas 24 horas. "No obstante, se espera que Rita permanezca como huracán extremadamente peligroso", advirtió el CNH en su último boletín, emitido a las 20.00 (18.00 GMT).

Autopistas abarrotadas

Más de un millón de personas abarrotan las autopistas de salida de las ciudades de Houston y Galveston (Texas) en respuesta a las evacuaciones, obligatorias y voluntarias, decretadas ante el avance del huracán Rita.

La cercanía de Rita ha motivado un éxodo masivo hacia ciudades del interior de Texas, como San Antonio, Austin y Dallas, que ha superado todas las previsiones de las autoridades.

Personas que llevan más de 15 horas en la carretera todavía no han podido salir del área urbana de Houston, la cuarta ciudad más importante de Estados Unidos, con cuatro millones de habitantes.

La situación es caótica puesto que los automovilistas están sufriendo calor, no pueden descansar y tampoco pueden abandonar las autopistas, donde además están consumiendo el combustible que pusieron para salir de la ciudad.

Las dificultades para la evacuación se incrementan con la presencia de los refugiados de Nueva Orleans que se encontraban en Houston y ahora deben ser trasladados a otros estados, como Arkansas y Oklahoma.

"Que no cunda el pánico"

"Las casas y negocios se pueden reconstruir. Las vidas no", dijo el gobernador de Texas, Rick Perry, en rueda de prensa en la que pidió a los ciudadanos que "no cunda el pánico" y les instó a que sigan los decretos y recomendaciones de las autoridades locales. Se han evacuado ya los hospitales, residencias de ancianos y la población más vulnerable, en ambulancia, helicópteros y autobuses.

Ahora el objetivo es vaciar la gran mayoría de las localidades costeras del estado donde los expertos apuntan la posibilidad de que el poderoso huracán Rita tome tierra a última hora del viernes o a primera del sábado.

Los meteorólogos han indicado que la costa de Texas parece ser el objetivo de Rita y de hecho, las autoridades de ese Estado han emitido una evacuación obligatoria para Galveston, orden que también se ha lanzado para Nueva Orleans, en Luisiana.

Galveston sufrió en septiembre de 1900 la embestida de un huracán categoría cuatro que ocasionó la muerte de más de 8.000 personas en lo que se considera como el peor desastre natural de la historia de Estados Unidos, según datos del CNH.

Rita azotó el martes los cayos de Florida con vientos de 160 kilómetros por hora.

Los meteorólogos advierten de que Rita podría enviar el sábado una marejada de casi siete metros de altura sobre la costa tejana
Los meteorólogos han advertido de que el huracán Rita podría enviar el sábado una marejada de casi siete metros de altura sobre algunas partes de la costa tejana, de 965 kilómetros.

Texas ya alberga a unos 400.000 damnificados que huyeron de Luisiana, donde las autoridades han ordenado la evacuación total de los pocos residentes que quedaban en la ciudad de Nueva Orleans, que se vio afectada el 29 de agosto por el huracán Katrina.

Bush: "Debemos prepararnos para lo peor"

El presidente George W. Bush indicó el miércoles que "debemos prepararnos para lo peor" ante el rumbo del huracán Rita, que se dirige hacia el país y declaró el estado de emergencia en el Estado de Texas. "Rezamos para que no se trate de otra tormenta devastadora", añadió.

El presidente de los EEUU y sus asesores se apresuran a asegurar que serán capaces de evitar los mismos problemas cuando pase el huracán Rita.

NOTICIAS RELACIONADAS: