Heredar de un hermano o de un tío: ojo con el hachazo de impuestos que pueden suponer decenas de miles de euros

  • En algunas CCAA una herencia valorada en 300.000 euros puede suponer un gasto de 100.000 euros entre Impuesto de Sucesiones, Impuesto de Plusvalía Municipal, gastos de notario, Registro de la Propiedad y honorarios de gestión.
  • Esto provoca que muchos herederos se vean obligados a vender un piso para poder pagar los impuestos y poder recibir la herencia familiar.
  • Herencias envenenadas: ¿Me arruinaré? ¿Cómo las detecto? ¿Debo renunciar?
<p>Se triplica la cifra de españoles que dejan su herencia o una parte de ella a ONGs en tan solo una década.</p>
Se triplica la cifra de españoles que dejan su herencia o una parte de ella a ONGs en tan solo una década.
GTRES

Heredar de un hermano o de tío a sobrino son, sin duda alguna, "los casos más sangrantes y habituales", según asegura el letrado Abel Marín, fundador del bufete María Mateo Abogados, especializado en herencias y testamentos.

En su libro 'Protege tu herencia', el abogado pone un ejemplo. Raquel, una mujer soltera, tenía un hermano, Alberto, con el que mantenía una muy buena relación, y dos sobrinos (hijos de Alberto) a los que adoraba. 

Los padres de Raquel y Alberto habían fallecido hacía años. El patrimonio neto de Raquel estaba valorado en 307.000 euros: una casa valorada en 200.000 euros, la mitad de la casa de sus padres, por un valor de 100.000 euros (la otra mitad era de su hermano Alberto), más 7.000 euros en una cuenta bancarias.

A los 48 años Raquel murió en un accidente de tráfico.

El Impuesto de Sucesiones, un dineral

Es necesario pagar el Impuesto de Sucesiones antes de que se puedan recibir los bienes.
Es necesario pagar el Impuesto de Sucesiones antes de que se puedan recibir los bienes.
LA INFORMACIÓN

La sorpresa de Alberto fue cuando supo que el impuesto de sucesiones de su CCAA por heredar de su hermana ascendía a 88.000 euros, a lo que habría que añadir unos 9.000 euros por el impuesto de Plusvalía Municipal de los dos pisos, los gastos de notario, el Registro de la Propiedad y los honorarios de gestión. Un total superior a 102.000 euros. 

Obligación de vender un piso para poder pagar los impuestos

Pese al enorme hachazo fiscal, le interesaba recibir la herencia valorada en 307.000 euros. Pero, ¿de dónde sacaría los 102.000 euros para pagar los impuestos y gastos? Obviamente debería vender un piso o pedir un préstamo. Pero tenía seis meses de plazo y no podía vender ni hipotecar sin antes poner a su nombre el piso; es decir, registrarlo en el Registro de la Propiedad, para lo cual había que pagar los impuestos...

Lo curioso de este asunto, explica el abogado Abel Marín en el libro, es que "si Raquel hubiera hecho el testamento conforme tenía idea, es decir, nombrando heredero a su hermano pero legando a sus sobrinos la vivienda, se hubieran ahorrado la cantidad de 33.000 euros en el impuesto de sucesiones y donaciones puesto que en vez de 88.000 euros hubieran pagado 55.000 euros".

Eso se debe a que el impuesto de sucesiones y donaciones es un impuesto de naturaleza directo y progresivo, es decir, creciente. Paga más cuota un heredero que recibe una herencia de 100.000 euros que la suma de la cuota de dos herederos que reciben la misma herencia de 100.000 euros. Por tanto, en el impuesto de sucesiones se paga menos si se divide la misma herencia entre varios herederos. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento