Claves del auto judicial que deniega el indulto a Juana Rivas: abusos sin probar, reincidencia y falta de arrepentimiento

Juana Rivas
Juana Rivas, en una imagen de archivo.
ÁLEX CÁMARA/EUROPA PRESS - Archivo
Juana Rivas
Juana Rivas, en una imagen de archivo.

El proceso judicial que enfrenta Juana Rivas, la mujer de Granada condenada por sustracción de menores a la que el Gobierno concedió un indulto parcial "por el interés de sus hijos", dio el viernes un nuevo giro después de que el titular del Juzgado de lo Penal 1 de Granada, Manuel Piñar, dictara un auto en el que considera que no procede la suspensión de pena y excarcelación por, entre otros motivos, representar "un peligro para sus hijos".

El magistrado granadino expone tres argumentos para denegar la suspensión de la penas. Que Juana Rivas no se ha arrepentido de sus acciones, que reincidió en Italia, y que los niños están en peligro bajo su tutela. Este último argumento es el más polémico, pues el juez aduce que uno de los hijos fue supuestamente víctima de abusos sexuales mientras estaba al cuidado de su madre.

El auto ha sido duramente criticado por la defensa de Rivas, que prepara una querella contra el juez por prevaricación y ha interpuesto una denuncia contra él ante el defensor del menor por divulgar datos "falsos" sobre uno de sus hijos. 

¿Qué se sabe de lo que le ocurrió al hijo de Juana Rivas? ¿Cuáles han sido las principales reacciones? y ¿cómo queda el proceso judicial ahora?

Rivas sigue condenada, pese al indulto

Juana Rivas tuvo en 2017 un mes escondidos a sus hijos para no devolverlos a su padre, el italiano Francesco Arcuri, de quien se había declarado víctima de malos tratos. El Tribunal Supremo rebajó este año la condena inicial de cinco años de prisión a la mitad, 2 años y seis meses, al considerar que era un único delito de sustracción a pesar de que fueran dos los menores. Sin embargo, el Supremo rechazó concederle el indulto total y se mostró dividido sobre un posible indulto parcial, que Rivas sí recibió después del Gobierno de España.

El Consejo de Ministros del pasado 16 de noviembre redujo la condena a Rivas a un año y tres meses de prisión, lo que hacía posible la suspensión de la pena y su excarcelación. También le garantizaba la patria potestad, a cambio de 180 días de trabajo para la comunidad, "por el interés de los menores".

Este indulto permite al un reo que no tiene antecedentes y ha pagado la indemnización, que  el juez pueda suspenderle la pena.

Esta decisión suele ser la habitual, pero el juez de Granada Manuel Piñar ha decidido no tomarla en base a los argumentos de ausencia de arrepentimiento (el juez dice que Juana Rivas afirmó que lo volvería a hacer); el peligro de reincidencia, pues tras la condena asegura que cometió el mismo delito en Italia; y, en tercer lugar, ve "indicios" de abusos sexuales a uno de los niños estando bajo su custodia.

El juez Piñar dice que el niño "sufrió un abuso dictaminado por la pediatra y un forense y expuesto por el propio menor" estando bajo la custodia de Juana Rivas, en un caso que fue sobreseído en 2017 por indeterminación del autor. El juez defiende que su decisión no es "un capricho ni una cruzada contra nada", sino que está basada en fotografías, informes y periciales.

¿Qué va a hacer Juana Rivas ahora?

Carlos Aránguez, el abogado de Juana Rivas ha denunciado este lunes al juez Piñar ante el Defensor del Menor, el Servicio de Protección del Menor y la Fiscalía de Menores por la divulgación de las que considera "informaciones falsas" que afectan directamente a uno de los hijos de su defendida. Además, trabaja ya en una querella contra el magistrado por prevaricación judicial y calumnias. Y  formalizará un recurso de apelación ante la Audiencia granadina por la denegación de su indulto parcial.

El letrado ha recordado que su defendida ha pedido perdón y mostrado arrepentimiento pública, en una entrevista reciente en La Sexta, con la periodista Ana Pastor, y documentalmente. Además, ha calificado de repugnante que Piñar acuse a Juana Rivas de "permitir o colaborar en abusos sexuales a sus hijos".

¿Qué se sabe de la investigación sobre los presuntos abusos?

En los últimos días varios medios de comunicación han tenido acceso al auto judicial y a los documentos de la investigación sobre los presuntos abusos sexuales que el juez Manuel Piñar da por probados sin estarlo judicialmente. 

Tal y como refieren las citadas investigaciones, en 2017 el colegio al que iba un hijo de Juana Rivas detectó que tenía dolor en la zona anal. Desde la guardería se avisó a la madre un día que empeoró. Juana Rivas llevó a su hijo al médico. La familia lo achacaba a dolor de estómago y al estreñimiento. El médico consideró que la afección podría ser compatible con un caso de abuso sexual, y se inició la investigación judicial. La Guardia Civil concluyó que no había indicios de delito. Los investigadores entrevistaron al menor, al pediatra, a un forense, a las profesoras, así como a Juana Rivas.

La jueza encargada del caso dictó en diciembre de 2017 el sobreseimiento provisional de la causa, por no poderse probar ni achacar a nadie la autoría de los presuntos abusos sexuales. El sobreseimiento es provisional en interés del menor, porque eso permite su reapertura ante nuevas pruebas relevantes.

Al principio de salir del caso por la sustracción de menores trascendió a la prensa la investigación pasada sobre el caso que afectaba a uno de los niños. Salió, por ejemplo, en un artículo de Interviú. Pero entonces un juzgado ordenó su retirada para no perjudicar a los menores.

El PP pide la comparecencia de la ministra de Justicia

El Grupo Parlamentario popular en el Congreso ha exigido este sábado la comparecencia en el Congreso de la ministra de Justicia, Pilar Llop, para que dé explicaciones sobre la actuación del Gobierno en la tramitación del indulto parcial a Juana Rivas.

Ciudadanos también va solicitar en el Congreso el expediente del indulto de Juana Rivas y la comparecencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y de la ministra de Justicia, Pilar Llop, para que expliquen los motivos de este indulto, que el juez del caso no acepta.

El Gobierno pide "extremar la sensibilidad"

Por su parte, el Gobierno ha apelado a la opinión pública a que extreme la "sensibilidad" en relación con el caso de Juana Rivas e insiste en que el Ejecutivo ha hecho "lo que debía hacer" ante la concurrencia de "ineludibles y prioritarias razones de equidad" que debían "atenderse necesariamente".

Según han informado fuentes del Ministerio de Justicia consultadas por Europa Press, a Juana Rivas se le concedió el indulto parcial con una rebaja de la pena de prisión a un año y tres meses y la conmutación de la pena de inhabilitación especial para el ejercicio de la patria potestad por una pena de ciento ochenta días de trabajos en beneficio de la comunidad, todo ello condicionado a que no cometiera el mismo delito por el que fue condenada.

El Ejecutivo de Pedro Sánchez ha recordado que la mitad de los magistrados del Tribunal Supremo apostaron por un indulto parcial a Rivas al igual que casi un centenar de asociaciones de mujeres.

Finalmente, el Ejecutivo hace un llamado a la opinión pública a "extremar la sensibilidad y evitar utilizar la situación de los menores afectados, cuyas identidades son conocidas, lo que puede afectar a sus derechos fundamentales. Este es un asunto que debe dirimirse en el ámbito judicial atendiendo al interés superior de los menores", han informado las fuentes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento