La familia de Mario Biondo consigue que se abra una investigación contra el forense italiano

Mario Biondo y Raquel Sánchez Silva en el día de su boda.
Mario Biondo y Raquel Sánchez Silva en el día de su boda.
GTRES

La familia de Mario Biondo, marido de Raquel Sánchez Silva, ha conseguido que se abra una investigación contra el médico forense que lo examinó tras fallecer el 30 de mayo de 2013. Al cámara se le realizaron hasta tres autopsias, la última, en 2019, y todas ellas señalaban al suicidio. Sin embargo, su círculo cercano insiste en que su muerte se dio en extrañas circunstancias, por lo que, ocho años después, su empeño en que se siga investigando el caso no ha cesado.

"No nos vamos a rendir", llegó a asegurar la madre de Biondo, quien ha logrado que el caso siga abierto pese a que la Fiscalía de Palermo ordenara su archivo. Según informa La Vanguardia, La Fiscalía General de la República ha solicitado un revocamiento parcial de la medida.

Los familiares del cámara denunciaron a doctor Paolo Proccacianti, el forense encargado de realizar la segunda autopsia al cuerpo y sobre cuyo material biológico se dictaminó el resultado de la tercera, y, ahora, el órgano superior cree que el asesor oficial de la fiscalía y su ayudante pudieron cometer irregularidades como la de analizar los restos de otra persona. 

"Solicitamos que fuese invalidad la tercera autopsia porque la policía científica confirmó que las muestras conservadas en parafina no coinciden con las muestras del portaobjetos. Pero en Italia todo fue bloqueado el 8 de marzo de 2020 por la pandemia", ha explicado la madre del italiano al citado medio.

El juez que ha admitido a trámite la denuncia por fraude procesal recoge en su auto lo siguiente: "Del expediente de investigación se desprende que, en relación con los elementos utilizados para los análisis histológicos se han encontrado importantes anomalías y, especialmente, que muchas de las muestras no son atribuibles a Mario Biondo".

El caso de Mario Biondo dio un giro inesperado el pasado mes de abril tras saberse que dos personas se había conectado a la red WiFi de la casa del cámara la misma noche de su fallecimiento. La investigación la llevó a cabo el despacho de consultores Emme Team, a los que contrató la familia, y que lograron dar, varias semanas después, con la identidad de ambos individuos.

Tras semanas de trabajo, estudio de la documentación y análisis de las copias forenses de todos los dispositivos electrónicos que Mario usaba en vida hemos podido descubrir la identidad del segundo teléfono, conectado a sus redes sociales", informaron desde el despacho a La Vanguardia, añadiendo que "las conclusiones del consultor que la Fiscalía de Palermo designó para el caso en 2014 eran totalmente incompatibles con los archivos adjuntos y las copias forenses de los dispositivos".

Más tarde, Emme Team supo que los análisis informáticos sobre el contenido de los dispositivos de Mario presentados por un asesor de la Fiscalía de Palermo no eran los originales sino archivos PDF alterados.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento