El aeropuerto de Madrid-Barajas ha operado desde las 9.00 h a las 15.00 h de este jueves con sólo dos de sus cuatro pistas debido a la falta de controladores aéreos, informó Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA).

Según el gestor aeroportuario, esta situación se debe a la renuncia de los controladores aéreos a trabajar horas extras para cubrir los 541 vuelos programados hasta las 13.00 h, de los cuales se han operado 469 y cancelado seis. El retraso medio acumulado es de 21 minutos. AENA no ha facilitado todavía datos sobre el número de vuelos que han sufrido retrasos.

AENA planifica desde hace varios meses turnos de controladores aéreos con "cargas medias de trabajo" y recurre a las horas extras en periodos de gran operatividad como medidas 'anticrisis' para ahorrar costes.

Así, el organismo dependiente de Fomento señaló que "esta circunstancia unida a la ausencia de uno de los controladores de turno por baja ha obligado" a limitar las operaciones a sólo dos pistas.

A las 15.00 h el aeropuerto de Barajas ha recuperado su plena actividad ya que, gracias al cambio de turno, ya hay personal suficiente para poder abrir las cuatro pistas.