Hermanos, tíos y sobrinos tributarán en Andalucía por heredar a un tipo máximo del 45% a partir de 2022

  • El presidente de la Junta, Juanma Moreno, anuncia una nueva bonificación en el impuesto de sucesiones y donaciones.
  • ​Hasta ahora, las personas pertenecientes al grupo III de consanguinidad pueden llegar a pagar hasta el 70%.
El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno.
El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno.
JUNTA DE ANDALUCÍA
Juanma Moreno, presidente de la Junta de Andalucía, baja impuestos en su comunidad.
Europa Press

La Junta de Andalucía continúa la senda de la bajada de impuestos que comenzó al inicio de la legislatura, y que el próximo año recogerá, como novedad, una nueva bonificación en el impuesto de sucesiones y donaciones, como parte de la estrategia del Gobierno del PP-A y Cs para propiciar una "fiscalidad más amable".

Así lo anunció este jueves el presidente del Ejecutivo regional, Juanma Moreno, quien avanzó que, a partir de 2022, los hermanos, tíos y sobrinos, es decir, los pertenecientes al grupo III de consanguinidad, pagarán un tipo máximo del 45% por heredar, cuando hasta ahora podían llegar a tributar hasta el 70%. De esta forma, remarcó el dirigente popular, Andalucía contará con el "mejor régimen entre todas las comunidades autónomas" en favor de este grupo, lo que supone seguir dando pasos "para que definitivamente ese injusto impuesto deje de ser una pesada carga al trabajo, al esfuerzo de toda una vida en términos de patrimonio".

"Aprobaremos una nueva reforma fiscal histórica", continuó Moreno, en relación con la aprobación la próxima semana en el Parlamento de la Ley de Tributos Cedidos, apoyada por su partido, Cs y Vox, que "complementará" las medidas puestas en marcha durante la legislatura para que el Gobierno andaluz vuelva a "bajar impuestos".

En este sentido, el presidente de la Junta recordó que inició la legislatura en 2019 cumpliendo su "compromiso de bonificar el impuesto de sucesiones y donaciones al 99% entre padres e hijos, cónyuges y abuelos". Su Gobierno, afirmó, también bajó los impuestos en 2020 y en 2021, y con ello, aseguró, el número de contribuyentes en Andalucía se ha incrementado en 119.000 personas, lo que ha supuesto recaudar 600 millones de euros más

"Esta nueva reforma fiscal será un pilar fundamental en la cohesión de Andalucía y se unirá a la hoja de ruta trazada con las políticas que impulsan nuestros sectores productivos", agregó el presidente, quien resaltó que en el ranking de la Fundación para el Avance de la Libertad y la Tax Foundation, Andalucía ha escalado cuatro puestos en competitividad fiscal y, tras bajar los impuestos año tras año, la comunidad se ha situado en el ‘top cinco’ de los territorios "fiscalmente más competitivos" en España.

Líneas rojas al PSOE-A

Por todo ello, Moreno lamentó que desde la oposición continúen con la "cantinela" de que se bajan los impuestos "a los ricos", y al respecto comentó que lo que a él le gustaría es "que en Andalucía hubiera muchísimos ricos". Y añadió que "cuando bajamos los impuestos a más de 4,5 millones de andaluces, o cuando bajamos el IRPF, hablamos de las clases medias y trabajadoras, de la Andalucía real" como beneficiarios, y defendió en esa línea que "a todo el que tenga una nómina, sea autónomo o tenga una pensión, también se le bajan impuestos".

Finalmente, el presidente de la Junta aludió a la idea incluida en la Ponencia Marco del próximo Congreso del PSOE-A de "devolver" al Estado la capacidad de gestión con la que cuenta Andalucía en relación con el impuesto de sucesiones y donaciones. "¿Estos señores no eran los autonomistas?", se cuestionó Moreno al hilo de esa propuesta y antes de preguntar también que "para qué quiere" la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, "tener ese impuesto".

Además, el presidente advirtió contra la intención de "armonizar" impuestos que defienden los socialistas, y se preguntó si eso significa "que nos van a meter otra vez el 99% del impuesto de sucesiones y donaciones a todos los españoles". "Por ahí este Gobierno no va a pasar", aseveró antes de concluir que, "mientras sea presidente de la Junta, no se pone nunca más el impuesto de sucesiones y donaciones" en Andalucía.

Precisamente este jueves, el PP andaluz ha lanzado la campaña Andalucía baja impuestos, para trasladar a la ciudadanía la apuesta de la Junta por reducir la presión fiscal en la comunidad. Y advirtió al PSOE-A de que no aceptará en la negociación del Presupuesto de 2022 ninguna de sus propuestas que suponga una subida tributaria. "Hay dos maneras muy distintas de hacer política", dijo la secretaria general del PP-A, Loles López, la llevada a cabo por la Junta, que "baja los impuestos pensando en el bienestar de los andaluces", y la del Gobierno central, que "nos fríe a impuestos mientras es incapaz de solucionar la asfixia a la que nos tiene sometidos con el precio de la luz, el gas y el carburante".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento