Valladolid desde el aire
Valladolid visto desde el aire, desde un satélite GOOGLE MAPS

El proyecto para construir 15.893 viviendas en Valdechivillas está en jaque.

Ayer, el PSOE volvió a mover ficha y solicitó la recusación del alcalde dentro de la particular partida de ajedrez que mantienen contra el equipo de Gobierno municipal para evitar que se levante esta miniciudad al este de la capital, al otro lado de la futura ronda.

"Lo que diga Puente me la trae al pairo", han sido las únicas declaraciones realizadas por el alcalde tras la petición de recusación.

Si se admite, no podría votar a favor del proyecto.

El motivo de esta petición es su amistad con el responsable de la promotora Urbespacios, Juan Antonio Cantalapiedra, que además es hermano de la concejala Mercedes Cantalapiedra.

La prueba, según los socialistas, son las declaraciones de Javier León de la Riva el 12 de abril de 2006: «No oculto que tengo una relación de amistad personal con el presidente de Urbespacios».

Por eso, el PSOE solicita la recusación, que dejaría al equipo de Gobierno en minoría. Socialistas e IU, también en contra del proyecto, sumarían 14 concejales, por los 13 del PP, que perdería al alcalde y a Cantalapiedra.

Un instructor

A partir de este momento, la normativa recoge que se debe nombrar un instructor del caso, que recogerá todas las pruebas antes de que se vote en un pleno (se quieren pedir las cintas con las declaraciones de León de la Riva a los medios de comunicación).

Según el PSOE, la oposición también tendría mayoría en esta votación, ya que «el propio alcalde y la citada concejala tampoco podrían votar», afirmó ayer el presidente del grupo municipal, Óscar Puente.

Pero la jugada no queda aquí y este jaque al rey, que «ha sido estudiado a conciencia durante los últimos días», como confirmaron a 20 minutos fuentes socialistas, podría tornarse en las próximas semanas en el definitivo jaque mate al proyecto de Valdechivillas.

Se quedan sin tiempo

El problema a mayores es que la recusación implica que se paralicen todos los trámites hasta que se resuelva (ayer ya se quitó del orden del día de la Comisión de Urbanismo) y Valdechivillas debe contar con la aprobación definitiva de la Junta antes del 19 de septiembre.

A partir del 19 de septiembre, con el cambio de ley, el Plan Parcial de Valdechivillas tendría complicado salir adelante.
Ese día cambia la ley y después sería obligatorio hacer determinados cambios que tendrían que ser aprobados por mayoría absoluta en el Ayuntamiento (con el apoyo de los 15 concejales del PP), algo imposible cuando Mercedes Cantalapiedra se tiene que abstener al ser hermana del promotor.

Ante esta situación, al alcalde sólo le queda retirar el proyecto o responder con un movimiento maestro.

Ayer optó por ganar algo de tiempo para estudiar una solución y no quiso hacer declaraciones. «Lo que diga Puente me la trae al pairo», subrayó.

Para 50.000 habitantes

El proyecto de Urbespacios contempla la construcción de 15.893 viviendas, para unos 50.000 habitantes, en un espacio de 417 hectáreas.

El proyecto tendrá de todo dicen sus promotores: un parque de 66 hectáreas, oficinas, casas, bibliotecas, un palacio de congresos, comercios...

Lleva la firma del arquitecto Richard Rogers y algunos edificios serían diseñados por Jean Nouvel o Isozaki.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALLADOLID