Daniel Diges, Angy Fernández y Tiago Barbosa alzan el telón de 'Kinky Boots', un musical que llega "para abrir mentes"

Daniel Diges y Tiago Barbosa en 'Kinky Boots'.
Daniel Diges y Tiago Barbosa en 'Kinky Boots'.
NACHOARIAS / KINKY BOOTS

Broadway se cuela en Madrid con Kinky Boots, un reconocido musical que ha visitado las principales ciudades del mundo antes de llegar a la capital en un "momento muy necesario", según cuentan sus actores principales en el pase de prensa realizado horas antes del estreno. 

Daniel Diges, Tiago Barbosa y Angy Fernández esperan que esta historia de superación de dos personas que no tienen nada en común "cambie vidas" en una versión que "no tiene nada que envidiar a la original": "La gente va a sentir muchas emociones y va a salir siendo otra persona", ha asegurado muy entusiasmado Diges. . 

Basada en una película de 2013, con texto del gran Harvey Fierstein y música de Cyndi Lauper, sigue la vida de Charly, un joven empresario que hereda la fábrica de zapatos de su padre en un momento de crisis. Amenazado por la quiebra, encuentra la clave de la salvación en Lola, una drag queen londinense que le ayuda a descubrir el mundo mucho más allá de su negocio. 

El que fuera representante de Eurovisión en 2010, es ya todo un experimentado en el mundo del teatro madrileño. Daniel Diges se ha mostrado tan ilusionado como el primer día en el encuentro con la prensa y ha comentado que su personaje, Charly, "es uno de los viajes actorales" más importantes de su carrera. 

Ha encontrado en el musical una manera de comunicar al mundo de los valores más esenciales de su vida, el respeto. "Yo tengo un hijo autista y veo que hay gente que parece que no acepta que alguien sea diferente", ha confesado, apuntando la necesidad de cambiar la mentalidad de que "ser diferente es peor".

"Este musical viene en un momento para abrir mentes y para explicar a la gente que hay que respetar y amar, sobre todo amar, porque como dice Lola a Charly en la obra: 'Al final, somos casi iguales'", ha añadido.

Tiago Barbosa, de león a 'drag queen'

Lola, interpretada por Tiago Barbosa, el actor brasileño conocido por su papel en El Rey León, soporta todo el peso emocional de Kinky Boots, al introducirse de lleno en una fábrica de zapatos donde no todos entienden su decisión de ser drag queen. 

Para Barbosa este papel ha supuesto un reto de interpretación como ninguno otro antes. Tras cinco años metido en la piel de Simba, ha cambiado el plumaje por unos tacones y se ha enfrentado a un largo guion en una lengua que no es suya.

"Ahora aprecio mucho más a las mujeres", comienza explicando de broma mientras intenta sentarse en una silla con el vestuario, un vestido rojo de minifalda con lentejuelas y botas de tacón. "Nunca había hecho drag y he necesitado clases de stiletto y de moda para saber moverme en este mundo más femenino y entrar en el universo de Lola", ha detallado.

Tiago Barbosa en 'Kinky Boots'.
Tiago Barbosa en 'Kinky Boots'.
NACHOARIAS / KINKY BOOTS

Su primer desafío era "no parecer un chiste" y confiar en sí mismo para así enfrentarse al extenso diálogo en castellano con más seguridad. En todo momento ha contado con la ayuda de Daniel Diges, el que ahora considera un gran amigo. 

"Trabajar con Dani es un gran regalo, yo no podría tener un Charly que no fuera él. Me cuida un montón porque sabe la dificultad de estar en otro país". Diges y Barbosa cruzaron caminos hace un par de años por unos breves días, cuando el español llegaba a Brasil para formar parte de Los Miserables y el brasileño se volvía a Madrid para seguir con su carrera. 

Ahora que por fin se han encontrado están deseosos de que el publico disfrute con este espectáculo de danza, música y humor que llega "en un momento muy importante para la sociedad".

La importancia de 'Kinky Boots' más allá del teatro

Las agresiones al colectivo LGTB están muy presentes en la mente de todo el elenco a la hora de subirse al escenario y mostrar esta historia en contra de la intolerancia. Angy Fernández, que interpreta a una de las trabajadoras de la fábrica que ayuda a Charly a remontar el negocio, asegura que esta nueva oleada de violencia "le enerva".

La joven mallorquina ha crecido rodeada de amigos pertenecientes al colectivo y siempre ha formado parte de trabajos donde la aceptación es un tema clave en el desarrollo. Por eso, no da crédito con esta nueva situación. "Tengo amigos drag queen que aseguran que ahora les da miedo salir a la calle y no entiendo porqué es. No sé si es por Vox, pero que se callen la boca 100 años, por favor", ha comentado muy reivindicativa. 

Para ella es muy importante que entre la constante alegría que es Kinky Boots haya un momento de "realidad", porque "la vida no siempre es alegría y es necesario que se vea este punto de inflexión": "Sigue habiendo gente homófoba que insulta y no acepta a la gente como es y este momento ayuda a cambiar la perspectiva del público". 

Para el director, Ricky Pashkus, que también adaptó el musical en Argentina, "hay que ser muy mala persona para bailar y vibrar con la obra, para después en la calle tener actitudes de las que uno sabe que no podemos aguantar más". 

Eso sí, todo el elenco sabe que está estreno se enmarca dentro de un momento de auge del universo drag queen. El concepto, considerado nicho hace unos años, cada vez está más reconocido por la sociedad. Para el publico generalista, Kinky Boots supondrá una entretenida manera de comprender algo que podía ser desconocido hace tan solo unos meses.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento