Sanidad controlará la prescripción de fármacos opioides, origen de la actual epidemia de heroína en EE UU

  • Según la AEMPS, el consumo en España de estos fármacos se ha doblado en los últimos diez años.
  • El tramadol –solo o con paracetamol– y el fentanilo fueron los más consumidos en 2020.
  • En EE UU, miles de personas cayeron en la heroína tras generar una adicción a tratamientos que no pueden pagar.
Plantación de ocio localizada por la Policía de la Generalitat
Plantación de ocio localizada por la Policía en la Comunitat Valenciana.

El Consejo Interterritorial de Sanidad ha dado este miércoles luz verde un plan de optimización de la utilización de analgésicos opioides contra el dolor crónico, con en que busca controlar la prescripción de este tipo de fármacos altamente adictivos y evitar situaciones como la que se dan desde hace años en Estados Unidos o Canadá, donde la generalización de su consumo ha derivado en la adicción de millones de personas a la heroína.

Según ha dicho la ministra de Sanidad, Carolina Darias, al término de la reunión, de lo que se trata es de "evitar la situación que se ha producido en otros países" y de cumplir la recomendación que la OCDE hizo a sus países miembros para que controlen y "optimicen" la prescripción de recetas de fármacos como el tramadol o el fentanilo, cuyo consumo ha crecido en España en los últimos años.

El plan se centra en el consumo de estas medicinas de personas con dolor crónico, no enfermos oncológicos, una dolencia que afecta en España a entre el 11 y el 17%. Según Darias, las enfermedades más comunes que provocan este dolor crónico son artrosis, dolor lumbar, de cervicales y migrañas.

Según han acordado el Ministerio y las comunidades, busca "mejorar la evidencia disponible para evitar posibles situaciones de utilización inadecuada de estos medicamentos". Para ello, establece cinco ejes de acción para optimizar la prescripción de recetas por parte del Sistema Nacional de Salud, potenciar el seguimiento farmacoterapéutico de quienes toman estos medicamentos, optimizar el manejo de la adicción, mejorar la comunicación yo sensibilización a la población, y hacer seguimiento y vigilancia del consumo de estos fármacos.

Epidemia de heroína

Fármacos opioides como los que se vigilarán más de cerca en España son los que están detrás de la epidemia de heroína que arrasa desde hace años Estados Unidos, derivada de la sobreprescripción de opioides para calmar dolores. Sin  saberlo sus consumidores, también les creaban una adicción que, al no poder pagar los medicamentos, derivaron en el consumo de sustancias más baratas, como el fentanilo y la heroína.

En este sentido, Darias ha admitido que hay un incremento del consumo de estos fármacos en España, aunque la situación "no es tan preocupante como en Estados Unidos o en Canadá". Para que siga sin serlo, España se dispone a hacer con este plan dos cosas que no hizo Estados Unidos hace años y por lo que los tribunales han condenado a las farmacéuticas: controlar las recetas de estos fármacos e informar a los pacientes de que son altamente adictivos.

Evolución del consumo de opioides en España.
Evolución del consumo de opioides en España.
AEMPS.

Incremento del 50% en 10 años

En España, el consumo de medicamentos opioides creció un 50% entre 2010 y 2020. Según un informe de la Agencia Española del Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), en 2010 el consumo de fármacos opioides con receta oficial de farmacia o mutuas era de 10 dosis diarias por cada 1.000 habitantes. En 2020, era casi el doble, de 19,9 dosis diarias por cada 1.000 habitantes.

Los saltos más acusados se dieron entre 2013 y 2014 -de 11,7 a 13 dosis diarias por 1.000 habitantes- y de 2015 a 2016 -de 14,7 a 16,4- y a partir de ahí fue subiendo casi un punto anual hasta los casi 20 dosis diarias por 1.000 habitantes con que cerró el año pasado.

El principio activo más consumido en estos momentos en España es un combinado de tramadol y paracetamol, que supone el 50,7% de las dosis diarias de opioicos que se toman, según la AEMPS.

Consumo de distintos tipos de fármacos opioides.
Consumo de distintos tipos de fármacos opioides.
AEMPS.

Le siguen el fentanilo (13,8%), el tramadol solo (13,3%) y, ya por debajo del 10% de las dosis diarias, se sitúan la codeína y paracetamol (5,9%), el tapentadol (5,3%), buprenorfina (3,26%), oxicodona  y naloxona (2,98%), tramadol y dexketoprofeno (1,82%) y la morfina (1,4%).

Por debajo del 1% se sitúa la codeina e ibuprofeno (0,51%), oxicodona (0,50%), hidromofona (0,20%) y codeina con ácido acetilsalicílico (0,1%).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento