Alternativas para no pagar los 36 euros de la tarjeta de débito de Bankia

Sucursal de Bankia.
Sucursal de Bankia.
Bankia.

Desde el pasado 26 de marzo de 2021, Bankia dejó de existir como tal, ya que la entidad fue absorbida por CaixaBank, algo que va a afectar a las condiciones de los clientes de este banco. 

Uno de los primeros cambios que van a notar los antiguos clientes de Bankia tras la absorción es el pago de una comisión de 36 euros al año por la tarjeta de débito, tal y como informa la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

Así, anteriormente, los clientes de Bankia con nómina domiciliada no pagaban comisiones por la tarjeta de débito, siempre que cumplieran uno de estos tres requisitos: 

  • Realizar al menos dos compras al mes con tarjeta de crédito
  • Tener contratado algún seguro (de hogar, automóvil, salud, vida, accidentes o decesos) con el banco.
  • Tener invertidos al menos 30.000 euros en fondos de inversión, planes de pensiones o seguros de ahorro. 

Ahora, quienes cumplan esos requisitos seguirán sin pagar comisiones por la tarjeta de débito hasta junio de 2022, pero, tras esa fecha, se les aplicará la nueva comisión de 36 euros, según la OCU, algo que pueden hacer siempre de que comuniquen a los clientes este cambio de forma individualizada y, al menos, con dos meses de antelación. 

Alternativas para no pagar comisión por la tarjeta

Desde la OCU dan una serie de alternativas para no pagar la comisión de 36 euros de la tarjeta de débito de Bankia, entre las que se encuentra la tarjeta de doble uso de CaixaBank. 

Aunque esta entidad no tiene tarjetas de débito sin comisiones, ofrece la tarjeta de crédito “My Card”, una tarjeta de doble uso que se puede utilizar como una tarjeta de débito. Para poder disponer de esta tarjeta My Card de manera gratuita, hay que cumplir estos requisitos: 

  • Domiciliar una nómina o ingresar más de 600 euros al mes o 6.000 al año (300 euros en caso de pensiones) o mantener un saldo superior a 20.000 euros en productos de inversión.
  • Tener tres o más recibos domiciliados en la cuenta de CaixaBank, o bien
  • Realizar cada trimestre un mínimo de tres compras con la tarjeta My Card.

La otra alternativa es cambiar de entidad. "Si eres antiguo cliente de Bankia, no quieres una tarjeta de crédito y prefieres una tarjeta de débito clásica, no tienes que conformarte: puedes optar por otra cuenta con mejores condiciones", informa OCU. Así, se puede consultar su comparador de cuentas corrientes. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento