Prevención del suicidio: "Hablar de ello es el principio de la solución"

  • Carles Alastuey, vicepresidente y portavoz de la asociación DSAS, pide acabar con el "estigma" y con la "invisibilidad".
  • Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), en 2019 se suicidaron en España 3.671 personas (441 en Cataluña).
Terapia de grupo
Hablar sobre el suicidio ayuda a prevenirlo.
PIXABAY

Hablar de suicidio "es el principio de la solución y no aumenta el riesgo si lo hacemos bien". Carles Alastuey, vicepresidente y portavoz de la asociación Después del Suicidio – Asociación de Supervivientes (DSAS) pide así acabar con el "estigma" y con la "invisibilidad" en el Día Mundial para la Prevención del Suicidio, que se conmemora este 10 de septiembre.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), en 2019 se suicidaron en España 3.671 personas (441 en Cataluña), siendo esta la primera causa de muerte externa en el país. Entre los jóvenes, además, las tentativas han aumentado un 250% durante la pandemia, según el Colegio Oficial de la Psicología de Madrid.

Pese estos datos, el vicepresidente de la DSAS señala que sigue siendo difícil hablar de ello por el estigma social que todavía existe al respecto. "Debemos normalizar que es algo que nos puede pasar, para que la gente que lo está considerando vea sin miedo que hablarlo le ayudará", apunta.

Ejemplo de ello es el teléfono de prevención del suicidio que puso en marcha el Ayuntamiento de Barcelona el año pasado (900 925 555). "En el momento en que el consistorio ha puesto un teléfono y lo ha anunciado, la gente ha llamado y ha contado lo que le ocurre, y, así, se les puede ayudar", cuenta.

Mitos y falsas creencias

El estigma social alrededor de las muertes por suicidio a menudo es provocado por mitos y falsas creencias sobre las causas o el comportamiento de las personas que presentan conductas suicidas. Por ejemplo, Alastuey explica que es un error atribuirlos a un hecho concreto, ya que se trata de algo "multicausal, aunque haya un desencadenante".

"Buena parte de las personas que piensan en hacerlo primero lo verbalizan"

Otra de las falsas creencias habituales es pensar que quien habla de querer suicidarse no lo hará y que lo único que busca es llamar la atención: "Buena parte de las personas que piensan en hacerlo primero lo verbalizan, por lo que es importante no restarle importancia y preguntar qué pasa", indica.

¿NECESITAS AYUDA?

  • Barcelona cuenta con un teléfono gratuito de prevención del suicidio dirigido por profesionales y operativo las 24 horas del día durante todo el año (900 925 555). 
    Además de este teléfono, hay disponibles otros recursos de prevención como el Teléfono de la Esperanza (717 003 717) o el Teléfono Contra el Suicidio (911 385 385).

También existe el mito de que, quien ha hecho una tentativa una vez, ya no va a volver a intentarlo, algo que, señala Alastuey, también es falso: "Las personas que han hecho una tentativa tienen más riesgo de volverlo a hacer, así que los cuidados y la ayuda a estas personas no se pueden interrumpir porque, aunque normalmente las crisis suicidas son temporales, pueden durar cierto tiempo".

¿Qué podemos hacer para ayudar?

El vicepresidente de la DSAS cuenta que es común pensar que la única ayuda que será útil en estos casos es la de un profesional, pero remarca que el entorno también puede hacer algo al respecto: "Es el miedo a enfrentarnos a lo desconocido, a creer que podemos hacer algo mal, pero ofrecer ayuda a quien la necesita no hace daño".

Pese a que, señala, "es difícil hablar de detección", si notamos que alguien de nuestro entorno "tiene un cambio de conducta repentino, hace gestos de despedida o habla de no tener ganas de vivir, de no ver un futuro o de que las personas cercanas pronto descansarán" es importante no menospreciar estos comentarios, mostrar interés y ofrecer ayuda, por ejemplo, preguntando cómo podemos ayudar o a quién podemos llamar.

"Recursos, formación e información" para la prevención

A la hora de actuar en materia de prevención, Alastuey señala "los recursos, la formación y la información" como tres medidas imprescindibles: "Es necesario facilitar el acceso a los recursos públicos de salud mental, que también tienen que mejorar; formar a los profesionales de la educación, las emergencias y los servicios sociales para que sepan qué es la conducta suicida, y normalizar el dar a conocer información sobre el tema".

Sin embargo, critica que "el estigma y la invisibilidad que acompaña a las muertes por suicidio es tan grande que hace que no se destine dinero. Y no son sólo las muertes, sino también las tentativas. Es terrible que esto ocurra y que quizá esa persona no haya pasado por un circuito público de salud mental".

En este sentido, la Conselleria de Salud de la Generalitat presentó este jueves un Plan de prevención del suicidio que tiene el objetivo de reducir, de cara a 2030, la tasa de tentativas y muertes por esta causa en un 15% y en más de un 20% en los grupos prioritarios, así como reducir también el estigma social.

La Generalitat ha señalado este objetivo como "una prioridad de salud pública" al ser el suicidio, además de la primera causa de muerte externa, la segunda causa de muerte en general en jóvenes de entre 15 y 29 años de Cataluña. También destaca que, pese a que el número de muertes es mayor en hombres (73%), las tentativas son más frecuentes en mujeres.

Entre las medidas incluidas en el Plan, el Govern articulará el teléfono 061 como vía de apoyo y acompañamiento a las personas en riesgo de suicidio. También promoverá medidas de prevención y de control de la conducta suicida para poder dar una respuesta adecuada en cada situación e incorporará la atención a los supervivientes, a las familias y a los profesionales.

Respecto a los familiares y a las personas cercanas, Alastuey señala que, "calculando a la baja, por cada muerte por suicidio, seis personas quedarán profundamente afectadas, es decir, tendrán consecuencias psicológicas y emocionales graves a lo largo de su vida". En este ámbito trabaja la DSAS, cuyo objetivo es dar apoyo en el duelo tras una muerte por suicidio.

La asociación ha colaborado en la redacción del Plan del Govern y su presidenta fundadora, Cecília Borràs, explicó ayer que este documento "también contempla la postvención, que son aquellas actividades desarrolladas por o con los familiares supervivientes para facilitar su recuperación y también prevenir comportamientos suicidas".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento