Charlie Watts, "el mejor batería de su generación": mantuvo el ritmo de los Rolling Stones más de 40 años

Charlie Watts, Ronnie Wood, Keith Richards y Mick Jagger.
Charlie Watts, Ronnie Wood, Keith Richards y Mick Jagger.
EFE

Charlie Watts, icónico batería de la banda británica Rolling Stone ha fallecido este martes 24 de agosto en un hospital de Londres. Así lo ha comunicado un representante del grupo: "Charlie fue un querido marido, padre y abuelo y, también como miembro de los Rolling Stones, uno de los más grandes baterías de su generación". 

Los elogios a su talento con las baquetas no han parado desde que se conociera la noticia de su muerte. Músicos coetáneos como Paul McCartney o Elton John lo han definido como el "mejor batería" y un "tío estupendo", que era la "roca" de los Stones. 

Se desconoce de momento la causa de su muerte, aunque la banda había confirmado hace unas semanas que no estaría presente en la próxima gira porque se estaba recuperando de una operación a la que se había sometido. Superó el cáncer en 2004 y, según el grupo, la intervención había sido programada tras una revisión rutinaria y no había tenido complicaciones. 

La humilde vida de Charlie Watts: de familia pobre a estrella del rock

Charlie Watts fue uno de los miembros más discretos de la banda, pero también uno de los más queridos. Elegante y culto, él mismo describió su papel en los Rolling Stones como "cuatro décadas de ver el trasero de Mick corriendo delante de mí".  Watts entró en la banda a comienzo de la década de los 60, después de que el batería original dimitiera. 

Desde entonces ha estado presente en los momentos más icónicos de la banda de rock, poniendo el ritmo a la letras y aportando un sonido más único en la música de los británicos con su inusual golpe de batería. 

Proveniente de una familia pobre, estudió artes en Londres y se dedicó al diseño gráfico antes de perseguir su sueño como músico. Su fichaje por los stones fue casualidad, pero en seguida se involucró de lleno en la banda. En la actualidad se le considera uno de los tres miembros fundadores junto a Mick JaggerKeith Richards.

Alejado de la composición musical, puso su empeño en partes más relacionadas con el diseño. Desde la creación de la portada para Behind the Buttons, hasta ideas para promocionar al grupo. Sugirió que actuaran en la parte trasera de un camión por las calles de Nueva York para atraer a nuevos fans.

Proyecto que copió de una de sus verdaderas pasiones y la razón por la que comenzó en la música en primer lugar: el jazz. La música de Nueva Orleans era el hobbie más conocido de Watts, que combinaba las giras mundiales con pequeños conciertos junto con su quinteto de música. 

En los momentos más álgidos de los Rolling Stones, Charlie fue uno de los únicos que fue capaz de rechazar el encanto de las groupies, que en aquellos momentos eran famosas por invadir los escenarios y abrazar a todos los miembros del grupo mientras intentaban tocar. 

Casado con Sherley desde 1964, Watts siempre se mantuvo fiel a la relación. Se ganó la fama de no ser un fiestero, sin embargo, según fue incrementando la fama, la presión y el dinero, cayó en las drogas. 

Tanto él como su mujer sufrieron fuertes adicciones. Una mala racha que provocó el descontrol de su única hija, Seraphina, que a día de hoy tiene 53 años y una hija. Consiguieron recomponerse a finales de la década de los 90. 

Su carácter calmado y muy diferente a la pelea de egos que inundaba el grupo a menudo, le colocó en la posición de pacificador entre Jagger y Richard. Aún así, su frase más famosa está relacionada con una pelea con el vocalista del grupo. 

Mick le despertó una noche de 1984 en Amsterdam con la frase "¿Dónde está mi batería?". Una referencia tan despectiva que Watts se decidió a golpear en la cara al líder de los Rolling Stones y le espetó: "No me llames 'tu bateria' otra vez. Tú eres mi cantante". 

Charlie Watts aseguró en más de una ocasión que para él ser un Rolling Stones no tenía nada que ver con el "sexo y las drogas", si no por su predilección por la música. Llegó a declarar que estaba en contra de los interminables tours, pero, al final, nunca perdió la oportunidad de salir al escenario con el mítico grupo de rock. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento