De pandillero a estrella de la música: la increíble historia de Enrique

De pandillero a estrella de la música: la increíble historia de Enrique
De pandillero a estrella de la música: la increíble historia de Enrique
Wochit
Enrique Rodríguez, un joven de Nueva Jersey, ha pasado en poco tiempo de ser miembro de una banda a convertirse en una estrella de la música. A sus 28 años, Enrique saltó a la fama cuando los vídeos en los que cantaba a los pacientes del hospital en el que trabaja se hicieron virales.
Wochit

Enrique Rodríguez, un joven de Nueva Jersey, ha pasado de ser miembro de una banda de pandilleros a convertirse en una estrella de la música. A sus 28 años, este joven saltó a la fama cuando los vídeos en los que cantaba a los pacientes del hospital en el que trabaja se hicieron virales.

Enrique comenzó a relacionarse con pandillas violentas en 2009, siendo aún menor de edad. Él mismo asegura que el ingreso de su hermano mayor en prisión le llevó a desconectar del resto de sus seres queridos y a buscar en la calle "el tipo de familia equivocado". 

Fue así como se convirtió en "miembro de sangre" de un grupo local, al que perteneció durante tres años, con la falsa creencia de ser parte de una hermandad fuerte y de poder ganar dinero rápido y fácil. "El estilo de vida de las pandillas es pura manipulación. Te hacen sentir que se preocupan por ti, que te respaldan. Pero lo único que hacen es usarte para no tener que ensuciarse las manos", reconoce ahora.

El estilo de vida de las pandillas es pura manipulación. Lo único que hacen es usarte para no ensuciarse las manos

El punto de inflexión de este chico llegó cuando una banda rival decidió ir a por su madre. Antes de ser arrestados, los agresoras atentaron contra la mujer hasta en dos ocasiones y al verla en peligro, Enrique decidió dejar atrás aquel camino. "He hecho muchas cosas malas y me he mezclado con mucha gente mala. Estoy agradecido de que Dios cuide de mí y de mi familia. Me ha dado la oportunidad de comenzar una nueva vida y la música supone gran parte de ese cambio", cuenta.

En 2012, el joven comenzó a trabajar como celador en el Hospital Universitario Robert Wood Johnson, donde hoy trabaja como flebotomista después de haber completado la correspondiente formación. Pero si por algo se ha hecho famoso es por cantar y tocar el piano los enfermos que se encuentran en la Unidad de Cuidados Intensivos. 

Enrique, que aprendió a tocar tanto el piano como la guitarra de forma autodidacta, usa TikTok para difundir los vídeos de sus actuaciones. Su perfil cuenta ya con más de 80.000 seguidores, fans de alguien que logró superar una historia de violencia y crimen para pasar a ayudar a quienes sufren en la cama de un hospital

Mostrar comentarios

Códigos Descuento