Lucía Dominguín se emociona al hablar de sus hijos en 'La última cena': "Bimba me enseñó mucho con su partida"

Lucía Dominguín y sus hijos, en 'La última cena'.
Lucía Dominguín y sus hijos, en 'La última cena'.
Mediaset

Telecinco emitió este jueves 12 de agosto una nueva entrega de La última cena. Fueron Lucía Dominguín y Cristina Cifuentes las encargadas de cocinar para unos exigentes comensales que se esforzaron mucho en ponerle pegas a la propuesta culinaria.

Sin embargo, todo cambió al final de la noche, justo antes de las calificaciones: las llamadas de apoyo que recibieron las cocineras emocionaron a los invitados hasta un punto en el que, a excepción de Carmen Borrego, todos los comensales decidieron subir sus veredictos.

Esto ocurrió sobre todo por Dominguín, que habló con Palito, Jara y Olfo, sus hijos. Muy emocionada, la exmodelo contó que nunca se había permitido fallar por ellos: “Es que son mi debilidad. Pero esto no va de llorar, va de alegría”, dijo.

En esa línea, Dominguín confesó cuál había sido su mayor aprendizaje vital. “La que más me enseñó fue Bimba con su partida. Ahí te das cuenta de que nacemos para morir, pero la muerte es un paso más allá, es la muerte de este físico, no de tu corazón, de tu alma, de tus amores... no sabría explicarlo”, dijo, emocionando a una Paz Padilla que, en calidad de presentadora, apenas pudo hablar.

También celebró la comunicadora la relación de Dominguín con Nacho Palau, expareja de su hermano, Miguel Bosé: “No lo puedo quitar, mi hermano va a ser mi hermano toda la vida y le voy a querer incondicionalmente”.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento