Parados ante el INEM
El Ejecutivo ha aceptado la principal reivindicación de UGT y CCOO en su nuevo borrador. ARCHIVO
Una prestación de 420 euros para los parados que hayan agotado todas las ayudas y una rebaja de las cotizaciones empresariales de entre 3 y 5 puntos. Son los ejes de la
nueva propuesta que el Gobierno ha enviado a patronal y sindicatos para alcanzar un acuerdo en materia de diálogo social. De esta forma, el Ejecutivo pretende acelerar el cierre del acuerdo, aceptando, respectivamente, la petición más reiterada por parte de CCOO y UGT y parte de los postulados de la CEOE. La próxima reunión tripartita entre Gobierno, sindicatos y patronal tendrá lugar el próximo jueves.

El borrador incluye medidas para mejorar las oportunidades de empleo y la intermediación en el mercado laboral
En el primer documento, el Ejecutivo proponía a la patronal una rebaja de las cotizaciones de sólo medio punto, cuantía que desde la CEOE se consideró insuficiente, lo mismo que entendían los sindicatos respecto a prolongar la prestación de 420 euros mensuales durante 6 meses.

Con la reelaboración de la propuesta inicial, el Ejecutivo confía en cerrar el acuerdo antes de las vacaciones de verano.

Así, sobre la mesa no estarán ni una rebaja de 5 puntos de las cotizaciones de las empresas a la Seguridad Social ni un nuevo contrato de crisis ('contrato del Siglo XXI') con una indemnización más barata (20 días por año trabajado) como pedía la CEOE.

Además, el borrador incluye medidas para mejorar las oportunidades de empleo de los parados y la intermediación en el mercado laboral. En este sentido, el Gobierno se ha comprometido a suprimir en un plazo inferior a tres meses las actividades en las que actualmente tienen prohibido operar las empresas de trabajo temporal y a regular y a autorizar a las empresas de recolocación.

Unos y otros confían en alcanzar un acuerdo antes de agosto, aunque el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, ya ha hablado de un acuerdo en otoño.