La confianza de los economistas asturianos se acerca a niveles prepandemia

El Índice de confianza del Económetro Asturias (I-CEA) 2021 toma un valor negativo de -12,43, en una escala de -100 a 100, lo que trasmite una percepción global de confianza ligeramente pesimista del colectivo de economistas respecto a su situación económica particular y a la del Principado de Asturias en su conjunto. Al comparar este dato con el que ofrecía el informe de 2020 el I-CEA se ha recuperado en 31,36 puntos. Esta subida refleja cierta recuperación de la confianza de los economistas asturianos, acercándose a niveles pre pandemia.
La confianza de los economistas asturianos se acerca a niveles prepandemia
La confianza de los economistas asturianos se acerca a niveles prepandemia
20M EP

El Colegio de Economistas de Asturias ha presentado este viernes los resultados de la tercera edición de su informe Ecónometro, correspondiente al año 2021. El Económetro es un indicador de confianza socioeconómico cuyo objetivo es el análisis a corto plazo de temas estructurales y de actualidad, sobre la situación económica del Principado de Asturias. El III Informe Económetro Asturias 2021 ha sido elaborado a partir de la opinión de 276 economistas adscritos al Colegio de Economistas de Asturias, que han participado en una encuesta realizada entre el 10 de marzo y el 20 de abril de 2021.

A pesar de esta mejora, las expectativas para el próximo año son aún negativas en lo que concierne a la creación de empleo en Asturias y a la situación económica general de la región. Por otro lado, el índice de expectativas de ahorro en el hogar toma un valor positivo de confianza.

En cuanto a la situación económica personal, los economistas han pasado del 38,8% que creían que su situación sería igual o mejor en 12 meses, a ser ya el 73,2% los que ven una mejora en su futuro a medio plazo. Y respecto a la situación económica de Asturias también vemos mejoría, pasando del 86,2% que creía que la situación de la economía regional empeoraría en los 12 meses siguientes, a ser el 53,6% quienes lo ven de esa manera.

AUMENTO DEL PARO

Por otro lado, el 70,3% de los economistas asturianos cree que el número de parados va a aumentar, con más o menos intensidad, el próximo año. En cambio, en cuanto al ahorro en el hogar, el 57,2% se siente más o menos optimista al respecto. En cuanto a los factores de competitividad de la economía asturiana, más de la mitad de los encuestados seleccionan el precio de la energía (57,6%), la presión fiscal (52,5%) y las infraestructuras y comunicaciones (50,4%) como los factores que afectan en mayor medida a la competitividad de la economía asturiana.

De los tres, el precio de la energía es el que experimenta un mayor incremento en relación al Económetro 2020. Las cuestiones no recurrentes más relacionadas con la actualidad económica muestran que el 43,1% considera que la destrucción del tejido empresarial es el factor que más dificulta la recuperación de la economía española.

Tras ello, por este orden, la dependencia del sector turístico, señalada por el 19,9%, el endeudamiento del sector público y la necesidad de acometer medidas de consolidación fiscal (13%) y el alto nivel de desempleo (10,5%). Y el 67% opina que la economía asturiana tardará más en recuperarse que la española.

Los datos también reflejan que el 56,2% de los economistas consultados creen que el consumo privado crecerá de modo moderado y una amplia mayoría, el 71,7% de los economistas asturianos afirman que es necesaria la reforma del sector público planteada por el Gobierno de la región con el objetivo de modernizar la administración y lograr un funcionamiento más eficiente.

En cuanto a las medidas de apoyo a las empresas del Principado, son insuficientes para el 51,1% de los encuestados mientras que la flexibilización de los ERTEs es la medida de política económica adoptada frente a la crisis que reúne mayor consenso entre los economistas consultados.

Por último, la inversión de los fondos europeos para la recuperación en Asturias debe centrarse prioritariamente en la ciencia y la educación para la mayoría de los economistas consultados. Otros ámbitos preferentes tendrían que ser el impulso de nuevos sectores de actividad, la modernización y digitalización de empresas y administraciones públicas y las infraestructuras y comunicaciones.

En la presentación ha intervenido el Decano-Presidente del Colegio de Economistas de Asturias, Abel Fernández, que ha agradecido la participación de los colegiados y ha destacado que como economistas, tienen la responsabilidad de conocer y analizar la realidad económica y social, para desarrollar previsiones que ayuden a mejorar el presente y proyectar el futuro.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento