Madrid exige a Alcalá una multa de 320.000 euros por no retirar su basura del vertedero de Valdemingómez

  • El Ayuntamiento recuerda que cada mes de quebrantamiento habrá una penalidad de 45 euros por cada tonelada de residuos no trasladados.
  • El presidente de la Mancomunidad tacha de "abuso" las sanciones dado que Loeches no ha podido atender sus residuos hasta este mes.
Carabante envía requerimiento de 320.000€ a la Mancomunidad del Este por incumplimiento del convenio con Valdemingómez
Carabante envía requerimiento de 320.000€ a la Mancomunidad del Este por incumplimiento del convenio con Valdemingómez
20M EP

El vertedero de Valdemingómez continúa almacenando 165.000 toneladas de basuras procedentes de la Mancomunidad del Este. Unos residuos que deberían haber ido a parar al nuevo vertedero de Loeches desde hace cuatro meses. Así constaba en el acuerdo suscrito entre la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de Madrid y Mancomunidad del Este, este último presidido por el alcalde de Alcalá. 

Según este acuerdo, sustanciado en febrero de 2020, la Mancomunidad del Este trasladaría sus residuos a Valdemingómez desde el 28 de diciembre de 2019 hasta abril de 2021. Después, la Mancomunidad se encargaría de trasladar de nuevo los residuos de 775.000 habitantes (de 31 municipios que integran la Mancomunidad), a la nueva planta de Loeches, que ya estaría lista para entonces.

Sin embargo, la Mancomunidad no ha cumplido con su parte del acuerdo. Según ha denunciado este miércoles el área de Medio Ambiente y Movilidad, los residuos siguen en el vertedero de Vallecas. Así, el Ayuntamiento de Madrid exige a la Mancomunidad del Este el pago de 320.000 euros por el incumplimiento del calendario de reciprocidad de residuos, tal y como ha informado el delegado Borja Carabante durante el Pleno de Cibeles.

Como hasta ahora, Loeches no ha recibido los residuos de la capital, Madrid pedirá a la Comisión de Seguimiento del Convenio el requerimiento para que la Mancomunidad abone 160.000 euros al mes por incumplimiento del acuerdo en abril y mayo. Y esto por el momento. Desde el Consistorio matritense advierten de que cada mes de quebrantamiento habrá una penalidad de 45 euros por cada tonelada de residuos no trasladados.

Ahora será la Comisión la encargada de analizar las discrepancias y posibles incumplimientos. Será en el seno de órgano donde se decida la aplicación de las disposiciones previstas en el convenio. "En todo caso, el Ayuntamiento ya ha enviado a la Comisión los requerimientos de sanción a la Mancomunidad por los meses de abril y mayo, que ascienden a 320.000 euros", informan desde el área.

Unas cifras "abusivas" en palabras del presidente de la Mancomunidad y alcalde de Alcalá, Javier Rodríguez Palacios. Tal y como expone a 20minutos, el Ayuntamiento de Madrid ya sabía que la planta de Loeches ha estado en periodo de prueba (durante ese tiempo no puede recibir sus residuos) hasta julio. Por tanto, "era imposible que trasladásemos las basuras antes de esa fecha", señala Rodríguez Palacios quien se dice "sorprendido" ante el anuncio del delegado.

El representante de los 31 municipios del este reivindica haber cumplido "religiosamente" todos sus pagos durante el tiempo en que envió sus residuos a Valdemingómez y, además, critica haber pagado más de lo que le correspondía: 7,900 millones de euros. Y es que cuando se firmó el convenio, se acordó una tarifa de enterramiento permanente y no de retorno, que es más costoso. Esta última tasa es la que ha estado pagando la Mancomunidad del Este y ahora que tiene que encargarse del retorno, exige al Ayuntamiento de Cibeles que le reste el exceso de su pago. 

Otra de las razones por la que le parece abusivo es porque el Ayuntamiento de Madrid ha cobrado a la Mancomunidad por más toneladas de la que realmente han trasladado. Según Rodríguez Palacios, si un camión transportaba 2,5 toneladas, el Ayuntamiento redondeaba hacia arriba. "Esto nos ha costado 500.000 euros, el redondeo ha hecho que paguemos más por aire".

El alcalde de Alcalá reconoce que el plazo del convenio finalizaba en abril, pero no cree que el Ayuntamiento de Madrid haya hecho sus deberes. "Nosotros pagamos porque la basura se enterrase, no que se incinerara y sabemos que hay parte que se ha quemado". Por todo ello, Rodríguez Palacios pedirá a Madrid que le resuelva las dudas antes de que le pida nuevos pagos.

Los tres requisitos del convenio

1. La aplicación del principio de reciprocidad en la gestión de los residuos. Se enviarán a la nueva planta de Loeches las mismas toneladas de residuos que se hayan tratado.

2. El convenio será sin coste para el Ayuntamiento. Madrid no tendrá que abonar el traslado ni la tasa de tratamiento cuando traslade sus residuos a Loeches. Por su parte, la Mancomunidad abonará la tasa correspondiente para el tratamiento de sus residuos en la planta.

3. Requisitos técnicos. Se especifican las fracciones de residuos admisibles, cómo deben separarse (la Mancomunidad ha habilitado una estación de trasvase para llevar a cabo la separación en las fracciones de residuos previstas), igualmente se recogen otros requisitos logísticos y de transporte. Se limita el plazo de duración a diez meses, prorrogable por otros seis, así como el número de toneladas a 220.000 al año.

Ante la polémica recepción de residuos, el área ha recordado a la oposición que desde el 31 de marzo Madrid trata "exclusivamente" los residuos de los madrileños. Desde esa fecha, el Ayuntamiento prohibió a Arganda, autorizada en 2017, y Rivas Vaciamadrid verter sus residuos en la planta de Valdemingómez.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento