El Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Ávila ha dictado sentencia por el recurso presentado por el Obispado abulense sobre la retirada de una placa franquista de la fachada de la parroquia de San Pedro Advíncula de Pedro Bernardo (Ávila) en junio del pasado año, y considera que se trata de una acción que "no se ajusta a derecho" y ordena la reposición de la misma, que no podrá volver a colocarse ya que fue destruida por el Ayuntamiento de la localidad.

La placa hacía referencia a los "mártires de la Guerra Civil"

"Según informaron este miércoles fuentes del Obispado de Ávila, la sentencia, con fecha de 29 de abril, estima el recurso en el que se impugna el acuerdo de la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Pedro Bernardo sobre la retirada de la placa de la iglesia de San Pedro Advíncula, ya que considera que la resolución municipal "no es conforme ni ajustada a derecho, procediendo a su anulación".

Asimismo, el Obispado señala que el fallo obliga a "retrotraerse las actuaciones en el expediente al momento inmediatamente posterior a lo acordado en el pleno de la Corporación demandada, de fecha 2 de enero de 2008, para que, por parte del mencionado Ayuntamiento (...) se dicte una resolución que ponga fin al expediente iniciado como consecuencia del citado acuerdo del pleno".

Fuentes del Obispado señalaron que queda probado que el Ayuntamiento "actuó de forma contraria a Derecho, sin que ahora, aunque la resolución administrativa hay sido declarada nula por el juzgado, la citada entidad local pueda reparar enteramente el atropello sufrido por la parroquia, ya que la placa fue destrozada en el momento de su ilegal retirada".

Esto evidencia, insisten, que "la actuación municipal, además de ser contraria al Ordenamiento Jurídico, ha causado daños irreparables, en el sentido de que aquello que era objeto de controversia ya no existe". Por ello, el Obispado anuncia que "estudiará con prudencia las acciones legales a ejercitar".

Larga polémica

En julio de 2009, el Obispado anunció la presentación de acciones legales al considerar que la retirada de la placa se llevó a cabo "de forma ilícita" y "sin autorización alguna de la Iglesia".

La polémica placa fue colocada durante el régimen de Franco con alusiones a los "mártires de la Guerra Civil" y que, según recuerda el Consistorio, debía retirarse en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica , es un acto realizado "sin autorización alguna de la Iglesia" y en el que, a su juicio, las "personas implicadas" han actuado "de forma ilícita, sin respetar el ordenamiento jurídico".

La retirada de la placa de piedra de la época franquista que existía en una pared de la Iglesia Parroquial de San Pedro Advincula generó cierta polémica en este municipio de poco más de 1.100 habitantes ubicado en el Valle del Tiétar durante el mes de junio de 2008, cuando el equipo de Gobierno anunció la decisión, aprobada en pleno, de retirar la placa.

Esta decisión provocó la congregación de decenas de vecinos junto a la placa, en señal de protesta por su retirada, lo que llevó al Ayuntamiento a posponer durante "diez días" el hecho que, finalmente, se consumó a principios de julio de 2008.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ÁVILA