Eduardo Puelles participó en la detención de más de 70 etarras en los últimos 10 años

El policía Eduardo Antonio Puelles García ha fallecido en una atentado de ETA.
El policía Eduardo Antonio Puelles García ha fallecido en una atentado de ETA.
EFE

El inspector de policía Eduardo Antonio Puelles García, asesinado este viernes por ETA en Arrigorriaga (Vizcaya), participó durante los últimos diez años en una decena de operaciones policiales que se saldaron con la detención de más de setenta miembros o colaboradores de la banda terrorista.

Así lo han informado fuentes de la Dirección General de la Policía, que han descrito al inspector como "un gran profesional" y que han destacado su colaboración en la desarticulación en 2004 del 'comando Vizcaya' o, el año anterior, en el operativo que permitió desmantelar el "aparato de captación" de ETA.

Puelles, que se incorporó a la Brigada Provincial de Información de Bilbao en septiembre de 1997, intervino sólo cinco meses después en el arresto de siete miembros de un grupo de violencia callejera que actuaba en la margen derecha del Gran Bilbao.

En marzo de 2002, pocos días antes de ser ascendido a inspector, dirigió y coordinó el dispositivo que culminó con la desarticulación de otro grupo de 'kale borroka' responsable de más de medio centenar de acciones en la comarca vizcaína del Duranguesado y con la detención de siete de sus miembros.

'Operación Tarbes'

Según las fuentes consultadas, Puelles participó asimismo en las dos fases de la denominada 'operación Tarbes', desarrollada en febrero y en abril de 2003 y que concluyó con el desmantelamiento de gran parte del "aparato de captación" de ETA en el País Vasco y Navarra.

Más tarde, en julio de 2004, el inspector asesinado intervino en la desarticulación del 'comando Vizcaya' y la detención de varios de sus miembros, entre ellos Josune Oña y Asier Mardones, que el año anterior habían participado en un tiroteo con la Ertzaintza en el Alto de Herrera (Álava) en el que habían resultado heridos dos agentes de la Policía autónoma. También en 2004, Puelles dirigió la investigación que condujo a la detención de Maider Viso Ziarrusta, presunta integrante del aparato de captación de ETA, que permanece en prisión desde entonces.

Entre las operaciones más recientes en las que había intervenido la última víctima mortal de ETA figura la detención en febrero de 2008 de ocho miembros de un grupo en la comarca de Lea Artibai que, además de realizar acciones de 'kale borroka', recababan informaciones para la banda de cara a futuros atentados.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento