Ana Guerra: "Llevo dos años en terapia y me ha ayudado a tener las cosas claras"

  • Han pasado cuatro años tras su paso por ‘Operación Triunfo’ y a la tinerfeña solo le sonríe el éxito. Centrada en encontrar su identidad, presenta un adelanto de su nuevo proyecto: un álbum en el que no se ha dejado nada en el tintero y se enfrenta a sí misma, plasmando su propia historia en las letras de sus nuevos temas.
La cantante ha aprovechado este año para conocerse mejor, repasar sus prioridades y abrirse en canal en su próximo trabajo, el más personal hasta la fecha.
La cantante ha aprovechado este año para conocerse mejor, repasar sus prioridades y abrirse en canal en su próximo trabajo, el más personal hasta la fecha.
LAZARINA KANOROVA

No hay nada más puro que ir siempre con la verdad por delante. Ana Guerra lo sabe y, a sus 27 años, habla con una madurez que, más que con la edad, le ha llegado antes de tiempo tras pasar el año más extraño para todos. El confinamiento le hizo recolocar prioridades en su vida, encerrarse en sí misma y pasar tiempo con esa persona que, para muchos, es ‘la extriunfita de Lo malo. De ese cóctel de emociones y descubrimiento personal nace Tik Tak, un single donde la canaria se muestra sin tapujos y que sirve de antesala a su disco más verdadero.

Pregunta: Su último single, Tik Tak, marca una nueva etapa en la que se desnuda y se abre al público. ¿Estamos a punto de descubrir a la verdadera Ana Guerra?

Respuesta: Creo que ‘la verdadera’ son palabras mayores, porque siempre he sido yo. Ahora estoy en ese camino de encontrar mi identidad.

Igual que el primer disco, Reflexión [Universal Music Spain, 2019], tenía un mestizaje de todo lo que había hecho en la Academia y era algo necesario para poder irme descubriendo, ha llegado un punto en el que quiero contar otras cosas y de otra manera: de ahí surgen Tik Tak y el nuevo disco.

Al final, es un punto y aparte que he hecho con la música y conmigo misma. Ha habido un cambio a nivel personal a raíz del confinamiento y, siempre lo he dicho con la cabeza bien alta, hace dos años que hago terapia; me ha servido un montón para controlar todo lo que me pasó con Operación Triunfo (OT) y saber identificar y separar muy bien el personaje de la persona.

Ana Guerra viste top y falda de Menchén Tomàs, zapatos de & Other Stories y pendientes y collar de Daniela Millán.
Ana Guerra viste top y falda de Menchén Tomàs, zapatos de & Other Stories y pendientes y collar de Daniela Millán.
LAZARINA KANOROVA

Todo eso se traslada a mi música. ¿En qué se diferencia? En que me conozco más y en que ahora puedo ser muy concreta a la hora de elegir qué hacer, tengo las cosas más claras.

P.: El tema también habla del paso del tiempo, ¿le tiene miedo al tictac de la vida

R.: Ahora no le tengo miedo, pero en el confinamiento descubrí muchas cosas, una de ellas fue que me faltaban hasta recuerdos. Había ido tan rápido por la vida desde OT que no recordaba nada, era como si, cuando la gente me contaba historias, no estuvieran hablando de mi vida. Ahí sí que sentí miedo, porque llevo desde los siete años cantando y, al haber conseguido mi sueño, me sorprendió que no lo estuviera saboreando con detenimiento. Pensaba: ¿para qué, entonces, para qué estoy viviendo esta vida?

"Me conozco más y en que ahora puedo ser muy concreta a la hora de elegir qué hacer, tengo las cosas más claras"

P.: Entonces, ¿qué le asusta?

R.: Enseñar mi verdad más pura, sobre todo a día de hoy, que parece que todo es tan fantástico con las redes sociales y hay que dar la imagen de ser perfecto. Si en un disco y unas canciones muestras tus imperfecciones, lo primero que te da miedo es el rechazo. A la vez, por otro lado te da mucha seguridad, porque nadie puede cuestionar tu historia, es tuya y de nadie más. Te gustará más o menos, pero es lo que yo siento.

Tik Tak es la antesala a su nuevo disco, del que ha compuesto casi todos los temas. ¿Cómo ha sido ese proceso? El proceso de composición del disco fue… puff... incluso llegó a rozar el surrealismo. He pasado de no conocer a alguien, a estar contando algo de mí que a lo mejor no sabe nadie y romperme con personas que acababa de conocer en las sesiones. Es un vínculo extrañísimo el que se crea componiendo, porque estoy vinculada a través de la verdad que cuento.

La cantante posa con pantalones, top y camisa de Eiko Ai.
La cantante posa con pantalones, top y camisa de Eiko Ai.
LAZARINA KANOROVA

Soy superhermética, mi círculo es prácticamente el mismo desde que salí de la Academia, quitando algunos amigos que mantengo de OT. Voy con la filosofía de que con la verdad se va a todas partes y, a quien le parezca bien, que se quede, y a quien no… ahí está la puerta.

P.: Antes de la pandemia tenía ya un álbum entero grabado, pero finalmente decidió no sacarlo, ¿por qué?

R.: Cuando tienes un cambio así... No me visualizaba cantando canciones y unas historias que ya no me pertenecían ni me apetecía contar. Al público no se le puede mentir. Lo puedes intentar, pero el día que te vean encima del escenario se darán cuenta.

"Si en un disco y unas canciones muestras tus imperfecciones, lo primero que te da miedo es el rechazo"

P.: ¿Cómo le afectó el confinamiento?

R.: Sin que suene egoísta, ha sido uno de los años en que más he aprendido y seguramente más aprenda en toda mi vida. Prefiero quedarme con la parte pseudopositiva que tuvo para mí y haber aprendido a estar conmigo misma, a escucharme, a hacerme una serie de preguntas como ¿qué quiero?, ¿me gusta lo que estoy haciendo?

Combatiendo el calor con pantalones y bikini de Léane.
Combatiendo el calor con pantalones y bikini de Léane.
LAZARINA KANOROVA

Y recordar por qué estaba en la música. Sopesar y valorar todo lo que me estaba pasando. Habría llegado a la misma conclusión, pero el confinamiento aceleró ese consenso conmigo misma. Me llegué a agobiar tantísimo, que tuve que retomar la terapia por vía telefónica.

P.: El hecho de estar en terapia, ¿qué le ha ayudado a aprender sobre sí misma?

R.: Llevo dos años y, si tuviera que resumir en qué me ha ayudado en una frase, sería: tener las cosas claras. A saber lo que quiero, a aprender a decir que no, a crecer un montón.

La gente me da las gracias por redes por hablar a viva voz de la terapia, pero no logro entender por qué nadie podría pensar que es algo negativo. Gracias a ello, además, se ha acelerado la llegada de este nuevo disco. Creo que la pócima mágica ha sido: terapia + confinamiento = álbum [risas].

En la portada del Extra de Verano 2021 de 20minutos, Ana Guerra lleva pantalones, camisa y top de Eiko Ai y pendientes de PDPaola. Arriba, top negro de & Other Stories.
En la portada del Extra de Verano 2021 de 20minutos, Ana Guerra lleva pantalones, camisa y top de Eiko Ai y pendientes de PDPaola. Arriba, top negro de & Other Stories.
LAZARINA KANOROVA

P.: Después de cuatro años de su edición de OT, ¿cómo le ha afectado el paso por el concurso para buscar su identidad?

R.: Llegué a OT habiendo cantado mucho, pero siempre canciones de otros. En la Academia todo son versiones, pero me abrieron un mundo porque me probé en muchos estilos. Mis compañeros sí tuvieron un registro más determinado, aunque intentaran diferentes géneros. Yo quería seguir experimentando e iniciar la búsqueda para estar un poco más definida musicalmente a día de hoy.

P.: ¿Cómo le gustaría ser recordada?

R.: Esa fue una de las cosas que me preguntaba en el confinamiento: ¿qué legado voy a dejar el día que ya no esté? Por eso también he querido dar este cambio ahora, porque me apetece que, si algún día tengo hijos o nietos, escuchen las canciones y que les cuenten mis historias.

"Me gustaría mucho que la gente viviera momentos superespeciales de su vida con mi música de fondo"

Quiero ser una viejecita de esas que hablan mucho y que cuentan lo mismo una y otra vez. Y me gustaría mucho que la gente viviera momentos superespeciales de su vida con mi música de fondo.

Estilismo: Olga Borreguero, Maquillaje y peluquería: Sandro Nonna. Agradecimientos: Universal y Hotel Barceló Imagine (Madrid)

Mostrar comentarios

Códigos Descuento