Ildefonso Falcones
Ildefonso Falcones. Joan Tomás

"Si llego a darme cuenta de que el libro iba a coincidir con el cuarto centenario de la expulsión de los moriscos, igual no lo escribo". Porque esta segunda obra de Ildefonso Falcones, La mano de Fátima (Grijalbo), transcurre precisamente en esa época. El escritor, que no en vano se ha convertido en nuestro autor de novela histórica más leído, confiesa que al caer en la cuenta de la coincidencia temió un aluvión de libros.

Ha vendido más de 4 millones de ejemplares en 46 países, ¿esto no presiona?
A mí, no. Si algo me presiona es cuando escribo y pasan mis hijos dando gritos.

¿Cómo viven ellos su fama?
Trato de que no les influya esto del famoseo, que se ha convertido en un valor para mí del todo equivocado.

¿Cómo un abogado decide empezar a publicar libros?
La creación no es propiedad de unos señores. Todos deberíamos desarrollar alguna actividad creativa. Creo que todos estamos capacitados.

Todos deberíamos desarrollar alguna actividad creativa

 ¿Es más ambiciosa esta novela que la anterior?
No. Ésta tiene más páginas, pero mi idea es la misma: entretener a la gente.

¿Mil páginas de libro no es una osadía para lo poco que dicen que lee la gente?
Sí, pero dicen los entendidos que al lector de novela histórica le gusta que sean largas.

¿Qué cree que hace de un libro un best seller?
Yo pienso que los lectores. El marketing no crea un best seller.

¿Su secreto es la acción?
Es lo que busco cuando leo. No me gustan los libros en los que cuando llevas 30 páginas aún no ha pasado nada. Y desgraciadamente hay libros así. En El Quijote, por ejemplo, siempre pasa algo.

Un 'best seller' lo crean los lectores, no el 'marketing'

 ¿Y qué autores lee usted?
Por ejemplo, Noah Gordon, Ken Follett, Frederick Forsyth... Ese tipo de libros de entretenimiento.

¿Seguirá trabajando como abogado?
Mientras pueda, no lo dejaré. Es un contacto necesario y enriquecedor con la realidad.

¿Qué le cansa más: la abogacía o la escritura?
Mi trabajo de abogado. Escribir es muy agradable, puedes hacer lo que quieras. Y en una demanda, nunca.

¿Le quedan fuerzas para escribir otra novela?
Confío en que me queden, y no para una, sino para más.


BIO. Hace tres años, este abogado barcelonés, casado y con cuatro hijos, publicó su primer libro, la novela histórica La catedral del mar.