50 años bajo el influjo de Lolita

Hoy se conmemora el lanzamiento de la primera edición de la novela de Nabokov. Sus exquisitos y escandalosos ecos llegaron al cine, a la literatura, e incluso crearon un prototipo de chica.
James Mason y Sue Lyon, en la versión cinematográfica que Stanley Kubrick hizo de la novela de Nabokov.
James Mason y Sue Lyon, en la versión cinematográfica que Stanley Kubrick hizo de la novela de Nabokov.
Foto
«Lolita, luz de mi vida, fuego de mis entrañas. Pecado mío».

El escritor de origen ruso Vladimir Nabokov (1899-1977) trabajó en este texto desde 1940 –con el cuento inicial El Hechicero–, y en 1955 salió a la luz en Lolita, libro que pellizcó el escándalo.

Hoy se cumplen 50 años de su edición, y su contenido aún hace estallar las morales más pétreas. Con la elegancia de la porcelana y la perversidad más tierna, cuenta la obsesión de un profesor cuarentón (Humbert Humbert) por su hijastra de 12 años (Lolita).

Lanzamiento difícil

Su trágica relación es tan carnal que la novela de Nabokov fue rechazada por cuatro editoriales estadounidenses, por «repugnante». Ya en París, Olympia Press le dio luz verde, y en 1956 Graham Greene la incluyó en su lista de las tres mejores del año. Los Estados Unidos vendieron tres ediciones en cuatro días; el Reino Unido la debatió en el Parlamento; Japón recibió versiones piratas... Y el criticado Nabokov se hizo rico.

Escandalosa

El editor de Anagrama, Jorge Herralde, cree que si hoy se publicara Lolita «es posible que se alzara algún escándalo». Pero como se editó hace medio siglo «ya ha adquirido la protectora pátina de un clásico: indiscutiblemente es una de las mejores novelas del siglo xx». El escritor Antonio Gómez Rufo también confiesa a 20 minutos que para él es «la novela que mejor aborda el deseo de evitar la muerte, que es la otra cara del amor». Y María de la Pau Janer la sentencia como «una obra maestra».

Otras jovencitas perturbadoras...

Dicen que Nabokov la llamó Lolita por el affaire que Chaplin tuvo con una actriz homónima de 14 años. Lo cierto es que lolita se ha quedado como adjetivo para las jovencitas que combinan actitudes infantiles con una fuerte carga erótica.

En el cine: Las hay inolvidables, como Juliette Lewis chupando el dedo de Robert De Niro en El cabo del miedo; una ardiente y jovencísima Natalie Portman, en Beautiful Girls; Mira Sorvino llenando de deseo American Beauty (foto)... y la española María Valverde que, tras La flaqueza del bolchevique, este año llevará al cine la autobiografía sexual de la adolescente Melissa P.

En la literatura: La pederastia encubierta y consentida ha cobrado fuerza en obras como El amante, escrita por Marguerite Duras y llevada al cine por Jean-Jacques Annaud, o la perversa Filosofía en el tocador, del Marqués de Sade.

Adaptaciones a la gran pantalla

Año 1962 de Stanley Kubrick

Sue Lyon y James Mason protagonizaron esta adaptación que consolidó a Kubrick como cineasta y cuyo guión desarrolló Nabokov. Fue calificada de depravada, rechazada por varias productoras y suavizada por la censura.

Año 1997 de Adrian Lyne

Dominique Swain y Jeremy Irons protagonizan la versión más fiel al libro. La madre de la actriz presenció todo el rodaje, a pesar de que la jovencita fuera sustituida por adultas en las escenas fuertes. Recibió críticas moralistas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento