Los casos, que suponen hasta ahora el brote de mayor concentración del virus en la mayor economía de Europa, fueron detectados en una escuela japonesa de esa ciudad el miércoles por la tarde, dijo Kathrin Rebbe, portavoz del ministerio.

El colegio ha sido cerrado hasta la próxima semana y los niños infectados están en cuarentena, agregó la responsable.

La Organización Mundial de la Salud ha convocado una reunión de emergencia de expertos para el jueves, con el fin de tratar la propagación de la nueva cepa de gripe, una señal de que la agencia de Naciones Unidas podría estar lista para declarar una pandemia.