El verano, la esperanza de los parados

  • Uno de cada tres confía en encontrar empleo en la campaña estival
  • ¿Permitirá la crisis la contratación temporal este año?
  • El perfil de demandante y la estrategias de empresa han cambiado
El sector servicios fue el que registró el menor crecimiento de los costes no salariales.
El sector servicios fue el que registró el menor crecimiento de los costes no salariales.
EFE

El verano siempre es una buena época para encontrar trabajo, aunque sea temporal. Las necesidad de cubrir las vacaciones de los empleados y el incremento de puestos relacionados con el turismo hacen que julio y agosto sean los meses del año con mayor oportunidades laborales.

Pero, ¿seguirá siendo así este año? A pesar de la crisis y la enorme dificultad para salir del paro, según un esudio de Randstad , uno de cada tres desempleados confia en entrar en el mercado laboral este verano.

No será fácil. Aunque las previsiones apuntan a que este año también habrá nuevas contrataciones, llegado este momento las empresas están haciendo todo lo posible por reducir costes y, por tanto, personal.

Por una parte, tratarán de aprovechar el verano para intensificar en número de horas extras y alargar el período de vacaciones de sus empleados. Por otra, pretenden ajustar en mayor medida sus peticiones y esperar hasta el último momento para contratar.

Perfil y sectores

Además la competencia será más fuerte que nunca. A los ya habituales estudiantes que buscan ingresos extras con trabajos esporádicos, se suma ahora un abanico de perfiles unidos por una misma causa: el paro.

Desde mujeres con poca experiencia laboral a mayores de 45 años, pasando por desempleados de todos los sectores, muchos de ellos muy cualificados... Todos aprovecharán el verano para encontrar su oportunidad.

Lo único que no cambiará serán los puestos más demandados: el sector servicios (cajeros, reponedores, dependientes, auxiliares administrativos y comerciales en transporte, logística, centros comerciales y banca), la industria (operario de máquinas y herramientas y soldador) y, por supuesto, todo lo relacionado con el turismo (camareros, cocineros, limpiadores de hoteles, empleados aeroportuarios...)

Las comunidades que más incrementan su contratación temporal durante el verano son Baleares (debido al gran turismo), Aragón, País Vasco, Navarra, Andalucía y Cataluña.

Criterios de búsqueda

El motivo prioritario para sacrificar las vacaciones o el buen tiempo por un trabajo es, sin ninguna duda, el dinero. De hecho, el 61% de los encuestados elige el puesto que ocupará en función del sueldo, mientras que el 39% restante se guía por el tipo de empleo a desarrollar.

El interés por el dinero disminuye si es la primera experiencia laboral, y también con la edad; la prioridad hasta los 30 años es el sueldo. A partir de ahí y hasta los 45, de lo que se trata es de entrar en el mercado laboral. Para los mayores de 45 años, el empleo estival sirve para mejorar el currículum.

Las mujeres y los residentes en Galicia, Valencia, Extremadura, Andalucía y Castilla-León también se manifiestan más flexibles con el sueldo, si a cambio consiguen mejores tareas y aumentar la experiencia. No es el caso de los riojanos, asturianos, catalanes, madrileños y vascos.

Beatriz Domínguez. 28 años, periodista en paro

“No confío en que aumenten las contraciones en verano. La mayoría de las empresas ya no cubren ningún tipo de baja, ya sea por maternidad, enfermedad o vacaciones. Sacarán el trabajo con el personal que tengan.

Además, durante verano la carga de trabajo en muchos sectores será menor. Quizá salgan algunas ofertas relacionadas con la hostelería o el turismo, pero dudo mucho que el verano sea una época de oportunidades para otros profesionales”.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento