Investigan posibles irregularidades en las oposiciones de la Guardia Urbana de Barcelona: "Es un escándalo"

  • El Ayuntamiento investiga si un test es el mismo que se había usado en la formación de algunos de los aspirantes.
  • El CSIF tacha los hechos de "escándalo sin paliativos" y señala que no es la primera vez que hay incidentes en las pruebas.
  •  El sindicato reclama que se repitan las pruebas y que se depuren responsabilidades.
Archivo - Guardia Urbana de Barcelona (ARCHIVO)
Foto de archivo de la Guardia Urbana de Barcelona.
GUARDIA URBANA - Archivo

El Ayuntamiento de Barcelona investiga presuntas irregularidades en las oposiciones de la Guardia Urbana, que comenzaron el pasado sábado, para determinar si uno de los test es el mismo que se había usado en la formación de algunos de los aspirantes.

El teniente de alcaldía de Seguridad, Albert Batlle, ha explicado este lunes, durante la presentación de la campaña forestal de los Bomberos de Barcelona, que algunos de los aspirantes tuvieron acceso a uno de los exámenes antes de realizar las pruebas y que el consistorio ha abierto un expediente informativo para "investigar la certeza de estas informaciones y verificar el proceso" y, así, solucionar el incidente rápidamente.

De hecho, el sindicato de funcionarios CSIF denunció durante el fin de semana que el dossier con las correcciones del test de razonamiento abstracto corrió por las redes poco después de que saliera en el examen de oposición y señaló que una academia de preparación (@elmetodoa) había felicitado a sus alumnos respecto a los resultados en esta prueba.

Por su parte, Batlle ha asegurado que la confidencialidad de estas pruebas es "absoluta" de cara a las academias y a los profesionales que se encargan de preparar a los aspirantes y ha advertido que se exigirán responsabilidades en caso de que haya que hacerlo.

El CSIF reclama que se repita la prueba

"Esto es un escándalo sin paliativos a los que ya nos tiene acostumbrados este Ayuntamiento, ya que en la anterior convocatoria hubo otro escándalo porque la gente copió y en la anterior también hubo otras cosas", lamenta Eugenio Zambrano, responsable de la sección de la Urbana de CSIF.

Ante estos hechos, denunciados por los alumnos, el sindicato ha enviado un escrito a Sara Berbel, gerente municipal del Ayuntamiento de Barcelona, en el que le reclama que se abra una investigación para determinar lo ocurrido, que se repita la prueba y que se facilite la información de los mandos de la Guardia Urbana que imparten clase en la academia que felicitó a sus alumnos.

Zambrano cuenta que también han preguntado quién, desde el Ayuntamiento, determinó que se hiciese este test en el examen y no otro. "Esto va en detrimento de la imagen del cuerpo y nos deja muy mal de cara a la sociedad", lamenta, y reclama que haya una respuesta y que "alguien asuma responsabilidades políticas y profesionales".

Las pruebas de acceso al cuerpo comenzaron el sábado con el porcentaje de aspirantes mujeres más alto de la historia: un 32%. Con estas oposiciones, que ofrecen 259 plazas para 4.827 aspirantes, el consistorio prevé alcanzar los 3.500 agentes de la Guardia Urbana.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento