Las confesiones de Pablo Díaz: lo que no se ve de 'Pasapalabra', su paso por el programa y otras polémicas

Pablo Díaz, en ‘Pasapalabra’.
Pablo Díaz, en ‘Pasapalabra’.
20minutos | ATRESMEDIA

Pablo Díaz sigue batiendo récords de permanencia en Pasapalabra al acumular ya a sus espaldas 236 programas. El concursante, que cada tarde compite junto a Javier Dávila por llevarse un bote que ya alcanza los 1.690.000 euros, ha hablado de su experiencia en el concurso estrella de Antena 3 en una entrevista en Twitch.

"A Pasapalabra puede ir cualquiera, si te lo preparas bien", ha dicho en declaraciones a Ac2ality español

En este sentido, el concursante ha contado las dos formas en que uno se puede plantear su participación en Pasapalabra: "Puedes planteártelo con una perspectiva a largo plazo, ganando 1.200 euros por programa, o para aspirar al bote. Para el primer caso tienes que estar unos ocho o nueve meses preparándote, para tener una cierta seguridad en poder imponerte a los rivales; mientras que para el segundo requiere una preparación de unos cinco, seis o siete años", ha asegurado.

En su caso, Pablo Díaz ha desvelado que decidió empezar a prepararse "con 18 años, en diciembre de 2015. Ahí me puse un año bastante fuerte a prepararme para el programa", ha dicho. 

"Estuve cuatro o cinco horas al día viendo roscos, apuntándome un montón de palabras, y a los 7-8 meses me vi con nivel para hacerlo más o menos bien, no para llevarme el bote", ha comentado.

A pesar de ello, Díaz ha reiterado que "cualquier persona puede ganar el bote, no hay que ser muy culto".

El concursante también ha revelado algunos aspectos del programa que no se ven, como es el casting para estar en la prueba de la 'Silla azul', donde los aspirantes compiten por hacerse un hueco en el concurso.

"Tiene dos partes, primero dos roscos escritos en los que tienes que superar los 20 aciertos y si pasas ese corte tienes otro rosco oral, frente a las cámaras, para ver cómo te desenvuelves. Si superas esos dos, a la 'Silla azul' vas seguro, luego ya depende de ti ganarla o no. Eso sí, nunca sabes cuándo te van a llamar desde que haces el casting, igual puede pasar bastante tiempo".

Díaz ha contado también alguna anécdota curiosa que ha vivido en el concurso: "Me ha pasado alguna vez de saber todo el rosco de alguno de mis contrincantes. En esos momentos no queda otra que encogerse de hombros, qué se le va a hacer, no te ha tocado ese rosco a ti. Me ha pasado pocas veces, creo que solo en tres ocasiones".

En su opinión, "los roscos han subido en dificultad desde la primera vez que estuve en Pasapalabra y, desde que hay tanto nivel, con las mismas palabras difíciles en cada uno de ellos, solo me ha pasado una vez de saberme todas las respuestas de mi rival".

El concursante también ha entrado a valorar una de las polémicas más comentadas sobre el concurso: el 'no bote' que Antena 3 promocionó hace unos meses, dando a entender a los espectadores que se iba a llevar el premio.

"En su defensa he de decir que su estrategia de marketing fue bastante buena, porque en el anuncio no decían que yo me llevaba el bote, solo decía que iba a pasar algo importante. Yo ese día sí que pensaba que me lo llevaba, porque la opción que tenía para la última pregunta era muy buena, pero no pudo ser", ha reconocido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento