El director de Ayuda a la Iglesia Necesitada: "Cuando las ideologías excluyen la libertad son capaces de volverse locas"

El director de la Fundación de Ayuda a la Iglesia Necesitada, Javier Menéndez Ros, ha alertado de que "las ideologías, cuando excluyen la libertad, son capaces de volverse locas" y de que "el problema llega cuando una ideología se convierte en un totalitarismo excluyente".
El director de Ayuda a la Iglesia Necesitada: "Cuando las ideologías excluyen la libertad son capaces de volverse locas"
El director de Ayuda a la Iglesia Necesitada: "Cuando las ideologías excluyen la libertad son capaces de volverse locas"
20M EP

Así lo ha advertido en referencia a la creciente intolerancia que constata el Informe de Libertad Religiosa en el Mundo 2021, que se ha presentado este jueves en el Seminario Diocesano de Valladolid, un acto en el que también han participado el arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, y el secretario general de la Conferencia Episcopal Española y obispo auxiliar de Valladolid, Luis Argüello.

"Con mucha tristeza", Menéndez Ros ha apuntado que, cada dos años, periodicidad con la que se elabora este informe, sale a relucir como principal conclusión del mismo que "la libertad religiosa en el mundo está, cada vez, bastante peor". Una realidad que, de nuevo, ha quedado constatada: "La libertad religiosa sigue empeorando de forma dramática en el mundo y no hay que olvidar que no solo afecta a los creyentes, sino también al que no cree en nada, porque la libertad religiosa abarca tanto a unos como a otros".

Del documento también se deriva que el 67 por ciento de la población mundial vive en países donde no hay libertad religiosa, donde se discrimina o persigue a los miembros de cualqueir religión, lo que supone 5.200 millones de personas, una "auténtica barbaridad", apunta Menéndez Roc, por lo que ha llamado tanto a denunciarlo como a informar sobre ello "para que gobiernos e instituciones respeten este derecho fundamental que, cuando cae, inevitablemente derriba la libertad de expresión, reunión o pensamiento", pues "hay otros derechos que están íntimamente ligados a él".

También se trata de un problema dispar, pues mientras que en países occidentales la libertad religiosa es un derecho respetado, aunque existen situaciones "preocupantes", se encuentran "a un nivel totalmente diferente al de los más de 60 países con alerta roja o naranja".

Sin embargo, el director de la Fundación de Ayuda a la Iglesia Necesitada ha detallado algunos de esos factores de riesgo en occidente, tales como "el incremento de actos de odio hacia la religión, lo que supone un ataque directo a la libertad de una persona"; la creciente reclusión de la religión del aspecto público, aislando a quien dice profesar una religión o tiene un pensamiento diferente al de la mayoría o la vulneración de derechos fundamentales como el de los padres a poder elegir la clase de religión o la creencia que quieren para sus hijos".

Asimismo, ha agregado que "otra realidad que constata el informe es que a raíz del Covid-19 se producen marginaciones y derechos mucho más allá de las restricciones habituales que tiene cualquier grupo para determinados actos de culto de un cierto credo en algunas zonas, algo que desgraciadamente también se ha vivido en España".

"La única razón que encuentro es que la intolerancia en el ámbito del respeto a la libertad religiosa está creciendo muchísimo y eso se debe a que los creyentes de una fe mayoritaria consideran que la suya es la única verdadera y hay que eliminar las demás, puesto que lo ven como un obstáculo a su propia fe, o países donde sus regímenes de falta de libertades impiden directamente que la religión ocupe un espacio que juega en cualquier lugar público", ha advertido, puesto que, a su juicio, es "ese incremento de la intolerancia el que impide ir hacia la libertad y hacia mayores democracias", al tiempo que favorece el "ataque al que piensa o cree diferente".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento