Merkel y el BCE advierten de los peligros de proclamar el fin de la crisis prematuramente

  • "Desgraciadamente" la crisis no pasará con rapidez.
  • Altos funcionarios del BCE señalan que la recuperación tomará tiempo.
  • La economía comunitaria presenta muchos síntomas de debilidad.
La canciller alemana Angela Merkel en un congreso en Berlín.
La canciller alemana Angela Merkel en un congreso en Berlín.
Tobias Schwarz / Reuters

La canciller alemana, Angela Merkel, y altos funcionarios del Banco Central Europeo (BCE) han advertido de los riesgos de proclamar prematuramente el final de la crisis, ya que ésta no será superada con rapidez.

La crisis todavía no ha llegado a la gente, pero lo hará con la pérdida del empleo

En un congreso celebrado en Berlín, Merkel ha dicho que "desgraciadamente" la crisis no pasará con rapidez.

Pese a la fuerte erosión que está causando la crisis en los presupuestos públicos alemanes, la canciller se ha mostrado contraria a paliar sus efectos mediante un aumento de los impuestos. En vez de ello, se ha inclinado a favor de bajar la presión fiscal, sobre todo de las Pymes.

En términos similares se ha expresado el presidente del Bundesbank y miembro del consejo del BCE, , Axel Weber, quien en una entrevista con el diario Financial Times Deutschland advirtió de que no se debe proclamar el final de la crisis prematuramente.

"Advierto con insistencia de interpretar demasiado positivamente las señales esperanzadoras en los mercados financieros. La crisis todavía no ha llegado a la gente, pero lo hará con la pérdida del empleo", declaró al diario.

Las críticas se producen a una semana de que el presidente del BCE, Jean Claude Trichet, declarara que la economía estaba cerca de un "punto de inflexión" y avisara a los bancos centrales para que estuvieran listos ante una posible mejora.

"La gente se verá decepcionada"

Weber destacó que Europa aún se encuentra en un periodo de debilidad e incluso podrían registrarse deterioros adicionales en los mercados laborales.

A juicio de Weber, sería "muy peligroso" proclamar prematuramente el final de la crisis, "porque la gente se vería muy decepcionada" y se perdería aún más confianza.

Sin embargo, consideró que el BCE ha dado ya los pasos "suficientes" para dar impulso a la economía. "A menos que las cosas empeoren notablemente, en mi opinión, el paquete de medidas tomado hasta ahora es suficiente", explicó.

"La recuperación tomará tiempo"

Por su parte, el también miembro del consejo del BCE, George coincidido, ha coincididio con Weber en pedir prudencia durante un discurso en Atenas.

"Es importante tener en cuenta que si la estabilización está llevándose a cabo, ésta ésta en un nivel muy bajo de actividad. Tomará algún tiempo la recuperación total de nuestras economías y lograr un crecimiento a un ritmo robusto", ha asegurado Provopoulos en declaraciones recogidas por la prensa local.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento