Soraya Arnelas
Soraya Arnelas, actuando en Eurovisión. EFE
Soraya no sólo obtuvo menos puntos y quedó por debajo de Rodolfo Chikilicuatre en Eurovisión, sino que también tuvo
menos espectadores respecto a la anterior cita festivalera: perdió cinco millones.

Durante las votaciones la audiencia se elevó a 6.198.000 espectadores

En el momento de su actuación, cuando más personas estaban frente al televisor siguiendo la gala, la cifra de audiencia fue de 8.461.000 espectadores (53,8% de 'share'), frente a los 13.873.000 que no perdieron detalle del Chiki-chiki, tal y como recoge El Mundo.

La comparación en audiencia no es lo único que perjudica a la cantante frente al actor que se hizo pasar por cantante. Éste último logró el decimosexto puesto en la edición 53 y 55 puntos, mientra Soraya quedó penúltima con sólo 23 puntos.

Audiencia

Durante las votaciones, otro de los momentos más seguidos tradicionalmente, la audiencia se elevó a 6.198.000 espectadores. De esta forma, si la Eurovisión del Chiki-chiki (sus votaciones fueron seguidas por 10.619.000 personas) fue la segunda más vista en la historia, sólo superada por la de Rosa en 2002, la de Soraya pasa a ser la cuarta menos seguida en los 54 años de festival.

En Belgrado, el año pasado, Rodolfo Chikilicuatre logró, una media de audiencia de 9.336.000 espectadores y una cuota de pantalla de 59,3%. En Moscú, el porcentaje se redujo al 35,8% y la cifra media de espectadores a 5.122.000. Aun así, TVE puede presume de haber ofrecido con la gala de Eurovisión el espacio más visto en su franja horaria del sábado pasado.