El día después de Vox: crece menos de lo que esperaba, pero sigue siendo clave para la gobernanza de Madrid

Rocío Monasterio, este martes, en la sede de Vox minutos antes de valorar el resultado electoral
Rocío Monasterio, este martes, en la sede de Vox minutos antes de valorar el resultado electoral
Luca Piergiovanni/ Efe

Rocío Monasterio sale mínimamente reforzada del 4-M: Vox solo ha ganado un escaño en el 4-M. Desde luego, no es el resultado que esperaba la formación. El partido halló este martes en Madrid un frenazo al auge que había experimentado desde 2019: los 52 diputados que consiguió en las últimas generales y los 11 que logró en febrero en Cataluña. 

Los 13 escaños de la Asamblea saben a poco: Vox tenía grandes expectativas en estos comicios. El partido, no obstante, conserva intacto, e incluso acentúa, su papel clave en la formación de Ejecutivo: el PP ha duplicado su fuerza en el hemiciclo, pero es insuficiente para gobernar en solitario. 

La formación que preside Santiago Abascal ya anunció este martes que votará a favor de hacer presidenta a Isabel Díaz Ayuso, y dejó en manos del PP aceptar el respaldo. 

"Este es el comienzo de un cambio de rumbo para toda España. Hemos cumplido con lo que dijimos de parar la izquierda", dijo Monasterio desde su sede valorando, que ha defendido que Vox será "clave" y sus votos "serán decisivos para absolutamente todo".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento