Belén Rodríguez carga contra Antonio David y Olga Moreno: "El matrimonio está roto; él la ha utilizado"

La tertuliana Belén Rodríguez posa ante los medios momentos antes de dirigirse a la boda de Belén Esteban.
La tertuliana Belén Rodríguez.
GTRES

Por todos los años de amistad con Rocío Carrasco, Belén Rodríguez ahora no se está dejando nada en el tintero cuando se trata de hablar de Antonio David Flores, de su relación cada vez más débil con Olga Moreno y de cómo se está aprovechando incluso del trabajo de su hija, Rocío Flores.

En su entrevista con Jorge Javier Vázquez para Lecturas, la tertuliana, que conoce bien los entresijos de la vida del ex Guardia Civil, ha diseccionado la situación actual entre Antonio David y su esposa y actual concursante de Supervivientes, no saliendo bien parados de su visión ninguno de los dos.

Según Rodríguez, y a pesar de la imagen que dan de puertas para afuera, en el seno de la familia hay ahora mismo un cisma mientras intentan desviar la atención de las palabras de la hija de Rocío Jurado sobre el maltrato psicológico al que le sometió su expareja.

De hecho, la colaboradora cree que Antonio David sigue usando como escudo a Olga a pesar de la distancia actual que les separa, a la vista de que la diseñadora sigue, desde Cayos Cochinos, opinando sobre la relación entre su marido y Rocío Carrasco.

"Antonio David ha utilizado a Olga en su papel de buena madre en contraposición a Rocío", ha afirmado Belén, que entiende que, de todas formas, en su interior aún está deliberando cómo afrontar las infidelidades del excolaborador que está en el centro del huracán mediático.

"Estoy convencida de que se va a separar de Olga cuando acabe Supervivientes. Ese matrimonio está roto desde hace tiempo", explica, aduciendo que Antonio David ya ha exprimido todo lo posible a su pareja, quien, a juicio de Rodríguez, "va a tener tiempo para pensar" una vez se cumplan sus pronósticos.

En mitad de la vorágine se encuentra Rocío Flores, que sigue colaborando en Telecinco, y que para Belén es una figura clave en el proceder de Antonio David. "A él le va muy bien que su hija esté en la televisión; está lavando su imagen", añade.

De hecho, no le sorprende en absoluto que muchos programas acaten las condiciones de la joven con tal de que se siente en una de sus sillas. "Es obvio que cualquier programa querría contar con ella", admite, justo antes de valorar la repercusión de esto.

"Me consta que desde El programa de Ana Rosa la llevaban tanteando desde antes de que pasara todo. Pero no creo que le compense. Para empezar, no es su profesión", argumenta Belén Rodríguez, que cree que tendría que ser su padre quien le dijera "que no lo hiciera", aunque tiene pocas esperanzas.

"Él te dirá que lo único que le preocupa es el bienestar de sus hijos, que le ha pedido que no lo haga. Pero le va bien que esté ahí: ha conseguido que se retire de él el foco como maltratador para que se hable solo de por qué Rocío no llama a su hija. La está utilizando. Así se vuelve a alimentar el discurso de la mala madre, porque, si no lo fuera, llamaría a su hija después de verla llorar", finaliza.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento