Por su rostro y sus curvas las recordaréis

  • De Dorian Leigh a Kate Moss pasando por Twiggy, Jerry Hall y Linda Evangelista: son las caras de la historia de la moda.
  • Una exposición ensalza a las modelos de alta costura y las muestra retratadas por y para los mejores.
  • FOTOGALERÍA: De 'top models' a nuevas 'musas' del arte.
Una de las fotos de la exposición: Cindy Crawford, Claudia Schiffer y otras 'tops', de Versace, en 1991.
Una de las fotos de la exposición: Cindy Crawford, Claudia Schiffer y otras 'tops', de Versace, en 1991.
Peter Lindbergh

Dorian, Peggy, Jerry, Naomi, Kate... Inspiraron a los mejores diseñadores y dieron visibilidad a sus creaciones. En sus curvas y rostros puede estudiarse la evolución de los cánones de belleza en el mundo occidental durante la segunda mitad del siglo XX.

Por eso protagonizan The Model as Muse: Embodying Fashion (La modelo como musa: personificando la moda), una exposición que este martes abre sus puertas al público en el Metropolitan de Nueva York.

"Con un simple gesto, una verdadera modelo estelar puede sintetizar la actitud de su tiempo y convertirse en algo más que musa de diseñadores o fotógrafos: puede convertirse en musa de una generación", asegura Harold Koda, comisario de la muestra.

Para la ocasión se han reunido en torno a 70 obras maestras de la alta costura y el prêt-à-porter producidas entre 1947 y 1997 por Giorgio Armani, Karl Lagerfeld, John Galliano, Ralph Lauren y el español Cristóbal Balenciaga, entre otros muchos.

También se expone una gran cantidad de instantáneas publicitarias, difundidas por la prensa especializada y de pasarelas entre cuyos autores se cuentan grandes de la fotografía como Richard Avedon, Cecil Beaton, Annie Leibovitz, Helmut Newton e Irving Penn.

Pero volvamos a las musas Leigh, Moffitt, Hall, Campbell, Moss y colegas.

Del new look al grunge

El 12 de febrero de 1947 Christian Dior presentó en París su primera colección, para esa misma temporada de primavera-verano, que la revista Harper's Bazaar bautizaría como el new look de Dior y que ayudó a que la ciudad recuperase el título de capital de la moda.

Mientras, en Estados Unidos y también tras la II Guerra Mundial, el resurgir de las industrias de la confección y la publicidad permitió la proliferación de las agencias de modelos.

Al amparo de esta nueva edad dorada de la alta costura cobraron fama los nombres de maniquíes como Lisa Fonssagrives, Suzy Parker y Dorian Leigh.

Además de las de monsieur Dior, durante los años cincuenta lucieron las prendas de Charles James, un inglés afincado en EE UU que pronto se especializó en vestir a la mujer para la noche.

La sofisticación dejó paso a la apariencia aniñada en los sesenta, cuando reinaron sobre las pasarelas Peggy Moffitt, Veruschka y Twiggy. Los conjuntos de Paco Rabanne , Andrè Courrèges y Rudi Genreich potenciaron el terremoto de juventud.

Los looks extremadamente bohemios de Yves Saint Laurent y los vestidos desestructurados para diosas de Halston triunfaron en los setenta. Estas creaciones aparentemente sencillas las animaban los cuerpos atléticos de modelos como Lisa Taylor y Jerry Hall.

Las fronteras entre la pasarela, la prensa y la publicidad se disolvieron en los ochenta. Esa década vio nacer a la trinidad de la moda: Naomi Campbell, Linda Evangelista y Christy Turlington ayudaron a reforzar la imagen de marca de las firmas de alta costura.

Y de nuevo el glamour cedió su lugar. El estilo callejero y la rebeldía chic de Kate Moss se impusieron en los noventa como Twiggy 30 años antes.

Los últimos años del siglo pasado fueron los del minimalismo de Donna Karan, Helmut Lang y Prada. Las modelos se convirtieron en plantillas anónimas de perfección sobre las que lucir prendas de ropa y complementos. Pero nunca debe subestimarse el poder de las musas...

Una inauguración con glamour

Detrás de La modelo como musa están el Instituto del Traje del Metropolitan neoyorquino y Marc Jacobs. El diseñador ejerció el lunes por la noche como presidente honorífico en una gala benéfica inaugural creada por John Myhre, diseñador de producción de películas como Elizabeth, X-Men y Chicago. También asistieron la modelo Kate Moss, el cantante Justin Timberlake y la redactora jefe del Vogue estadounidense, Anna Wintour.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento