Asalto en el Atlántico
Maniobra de asalto en el Atlántico de una de las embarcaciones del SVA. CIG

No es un relato de piratas. Es una historia real de dos bandos enfrentados: unos al margen de la ley, los narcos; otros, haciéndola cumplir, los agentes del Servicio de Vigilancia Aduanera (SAV), un grupo de élite que lucha contra los grandes cárteles de la droga que intentan introducir cocaína y hachís en España. El combate se desarrolla muchas veces en alta mar, en medio del Atlántico, de noche, a 1.000 millas de la costa.

Desde enero de 2008
se han asaltado 10 buques, que cargaban 16.000 Kg de coca
y 7.546 de hachís

Antón, gallego, 48 años, lleva 24 en el cuerpo. Mitad policía, mitad pirata, ha vivido muchos abordajes a los barcos de la droga. Desde enero de 2008 se han asaltado 10 buques, que cargaban 16.000 kg de coca y 7.546 de hachís, lo que supone retirar del mercado 148 millones de rayas y 34 millones de porros.

Desgraciadamente, sólo se intercepta entre el 15 y el 20% de la droga que entra en España.

Entre 15 y 25 días a bordo

Es miércoles. Suena el teléfono y, al ver el número, Antón sabe "que hay operación a la vista. La cita es el viernes en el puerto de Vigo".

Antón se va a embarcar en el Petrel, uno de los dos buques insignias del SVA. "Somos 26 a bordo. Antes de partir llamo a mi mujer y a mis hijos, no sé cuantos días tendré que pasar incomunicado". De hecho, estas operaciones suelen durar entre 15 y 25 días.

El capitán del Petrel no les informa hasta que ya están en el mar, hay que evitar filtraciones. Las jornadas pasan haciendo "guardias, maniobras de arriado e izado, puesta a punto de las embarcaciones auxiliares, ejercicios de tiro y abordaje...".

Me ha tocado formar parte de la tripulación de presa, la de asalto. Pienso en los míos

Al séptimo día suena un grito en el puente, el oficial de guardia detecta un punto en el radar. Es la una de la madrugada.

"Hay que evitar que detecten nuestra presencia, para que no les dé tiempo a arrojar la droga. Me ha tocado formar parte de la tripulación de presa, la de asalto. Pienso en los míos".

Ya pertrechados, Antón y otros siete compañeros embarcan en dos zodiac de asalto "a las que llamamos chaparritas". Les queda como una hora de navegación hasta el objetivo. "El Petrel tiene que quedarse a distancia para no ser localizado por los radares de los narcos. El mar está picado, mejor, así las olas nos sirven de barrera".

A las 3 tienen el objetivo a la vista. "La adrenalina se desboca. No nos han visto. Sólo piensas en que la ola de tu lancha coincida con la del otro barco para facilitarte el salto. Dos compañeros llevan subfusiles por si fuera preciso darnos cobertura". "¡Ahora!", es el grito de guerra. "¡Antes de que tiren la droga al mar!".

Maldición, el patrón del pesquero es un conocido mío,
del mismo pueblo

Todo sucede en pocos minutos. El San Miguel, de bandera venezolana, es nuestro. "Maldición , el patrón del pesquero es un conocido mío, del mismo pueblo, ya se rumoreaba...".

Todos están bien, no hay heridos. Hay que avisar al Petrel. Hay siete detenidos, seis gallegos y el garantía colombiano, el que supervisa su operación. El botín: 4.080 kilos de coca. "Cuando amanezca, traspasaremos la droga y remolcaremos el barco. Volvemos. Ahora ya puedo llamar a mi casa".


Y ahora, los puertos deportivos

En España hay 324 puertos deportivos, y los narcos saben que no están muy vigilados, por lo que no dudan en introducir la droga oculta en veleros y yates. El miércoles, la Policía Nacional y Vigilancia Aduanera decomisaron 1.000 kilos de hachís en el Puerto de Santa María (Cádiz). En agosto de 2008, fueron incautados 6.780 kilos en una catamarán y un velero en el puerto de Alcudia (Mallorca) y otros 2.500 en el puerto de Torrevieja (Alicante).


Los barcos de la droga

  • ¿Quién los fleta?
    Los cárteles colombianos, que utilizan a los clanes gallegos como transportistas de la cocaína. En el caso del hachís, las mafias marroquíes copan el mercado.

  • ¿Dónde?
    La mayoría de las operaciones se realizan en el triángulo que forman Cabo Verde, Las Azores y Canarias. Luego está la ruta africana, que almacena la droga en el África occidental. Las operaciones de asalto se producen de noche, "entre las 3 y las 5 de la madrugada, las horas en la que los narcos están más cansados".

  • ¿Cuánta droga se decomisa?
    En 2007, el SVA interceptó 172.000 kilos de hachís y 25.000 de coca. En total, las Fuerzas de Seguridad decomisaron 653.000 kilos de hachís y cerca de 50.000 de coca. Hubo 18.952 detenidos.

  • ¿Cuántos efectivos tiene el SVA?
    Actualmente tiene 1.700 funcionarios en toda España y 50 buques, además de helicópteros y aviones. Un agente que asalta un barco en alta mar va pertrechado con traje de neopreno, pistola H&K del 9 parabellum, linterna, navaja de apertura rápi-da, grilletes, subfusil, chalecos antibala de especial flotabilidad, casco, luz estroboscópica y radiobaliza de localización.


Últimos alhijos

  • 3 de marzo de 2009: 5.000 kilos de coca en el Doña Fortuna.
  • 17 de octubre de 2008: 103 kilos de coca en el pesquero Martín.
  • 5 de septiembre de 2008: 800 kilos de coca en el Sojouner London.
  • 6 de agosto de 2008: 2.500 kilos de coca en el Río Manzanares.
  • 9 de julio de 2008: 1.500 kilos de coca en el velero Ultimátum.
  • 3 de junio de 2008: 4.080 kilos de coca en el pesquero San Miguel.
  • 29 de mayo de 2008: 1.546 kilos de hachís en el velero Cracus.
  • 25 de abril de 2008: 6.000 kilos de hachís en el velero Burbuja.
  • 12 de abril de 2008: 453 kilos de coca en el buque Evasión.
  • 12 de enero de 2008: 600 kilos de coca en el velero Lazy Bones.