El Principado coordinará la reintroducción en el medio natural de la osezna recogida en agosto en Somiedo

El Principado coordinará el dispositivo de traslado y reintroducción en el medio natural de la osezna recogida el pasado agosto en la localidad de Éndriga, en Somiedo. Los trabajos se están realizando en coordinación con responsables y personal técnico de Castilla y León, Cantabria y el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.
Imágenes de la osezna rescatada en Somiedo, recuperándose en el centro de recuperación de la fauna de Valsemana (León).
Imágenes de la osezna rescatada en Somiedo, recuperándose en el centro de recuperación de la fauna de Valsemana (León).
JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN

El director general del Medio Natural y Planificación Rural, David Villar, ha mantenido este lues un encuentro con sus homólogos de Castilla y León, José Ángel Arranz, y Cantabria, Antonio Lucio, en las instalaciones del centro de recuperación de la fauna de Valsemana (León), donde se encuentra la osezna.

El ejemplar, que ya ha superado los 36 kilos, lleva cuatro meses en este espacio, aislado y en semilibertad. Durante este período, ha estado sometido a un estricto protocolo de vigilancia y de aporte alimenticio. En las primeras semanas su nutrición se basó en carroñas y frutos secos y carnosos, mientras que en las últimas ha ido disminuyendo el aporte de frutos secos y carnosos para adecuar la alimentación de la osezna a lo que encontrará en el medio natural (carroña, hierba y bulbos).

La operación de reintroducción al medio natural se abordará esta primavera y la zona se elegirá teniendo en cuenta numerosos factores, como la disponibilidad de alimento y la escasa presencia humana, ha informado el Principado en nota de prensa este lunes.

La osezna fue localizada el 27 de agosto de 2020 por agentes de la Dirección General del Medio Natural de la Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial durante una patrulla habitual de vigilancia. Tras recibir los primeros cuidados en una clínica de Asturias, el esbardo fue trasladado al centro de recuperación de la fauna silvestre de Cantabria, donde permaneció tres meses. Posteriormente, una vez superadas las graves lesiones que padecía, llegó al recinto de Valsemana como paso previo a su reintroducción.

En la reunión de esta tarde, se ha ratificado el compromiso de Asturias, Galicia y Castilla y León, del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y también de la Xunta de Galicia para formalizar un protocolo general de actuación que consolide las acciones que las cuatro comunidades y la Administración central vienen realizando para la rehabilitación y aclimatación de osos pardos cantábricos.

Este protocolo persigue optimizar los recursos humanos y las infraestructuras para hacer frente a la gestión del oso pardo, así como a las nuevas necesidades y retos que exige la mejora de la conservación de la especie.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento