Arrantzales en You Tube para los grumetes

  • 47 pescadores retirados cuentan en vídeo su historia.
  • Los 180 estudiantes de Pesca en Euskadi aprenden sus trucos, consejos...
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE BILBAO
Arrantzales descargando pescado en el puerto.
Arrantzales descargando pescado en el puerto.
20MINUTOS.ES

«Era durísimo el invierno en Terranova. Picábamos hielo por la noche. Había una escarcha de 30 centímetros en cubierta y corríamos el peligro de volcar».

Habla un arrantzale en tierra, por jubilación. Itsasmendikoi, una empresa pública del Departamento de Pesca, ha creado un programa para que la memoria histórica de los pescadores vascos sirva para formar a los futuros marineros.

Se trata de una serie de vídeos que recogen los relatos de 47 arrantzales retirados, ilustradas con imágenes reales de sus faenas cerca de la costa o en mares lejanos, como Terranova.

Actualmente, unos 180 jóvenes en Euskadi están estudiando el grado superior de FP para ser pescadores en el futuro. Acuden a los centros formativos de Bermeo, Ondarroa o Pasaia (Guipúzcoa). Las historias de arrantzales están colgadas en un canal de You Tube. Así, estos grumetes pueden consultarlas en clase o en casa.

Tienen un poso nostálgico, claro, pero estos vídeos resuelven problemas concretos en la mar. Por ejemplo, un arrantzale explica cómo se las ingeniaron para entrar en el puerto de Vigo un día que habían perdido las cartas de navegación. Otro, cuenta cómo una vez vio a su padre quitarse la ropa y botas cuando navegaban en zozobra. «Hijo, nos hundimos. Se acabó todo». Pero se salvaron.

Pedro Lekuona. 29 años. Estudiante de Pesca. 

«Soy abogado, e iré al mar»

«Soy licenciado en derecho, y tengo un máster en Abogacía de Empresa. Pero el mar me tira, y este año he empezado la Formación Profesional de navegación y pesca. Mi padre y mis abuelos eran pescadores. Yo iba a heredar un barco en mi pueblo, Hondarribia. Pero por disputas familiares acabó desguazado cuando yo tenía 13 años.

Era bueno en los estudios y me metí a la Universidad. Pero tras trabajar 4 años en un bufete y una asesoría, volveré al mar. Espero enrolarme en los atuneros del Índico. Sí, donde los secuestros . Se cobra bien, unos 5 millones de pesetas al año. Y es mi pasión».

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE BILBAO

Mostrar comentarios

Códigos Descuento