Esto es lo que debes hacer para alargar la vida de tu congelador

Además de refrescarte antes de dormir, también es una buena opción que la ropa de cama esté fresca. Lo mejor es meter las sábanas en el congelador dentro de una bolsa y sacarlas justo antes de dormir. De esta manera, la ropa estará fría y absorberá el calor humano.
Congelador, hielo.
Pixabay/Bru-nO

Actualmente, el congelador cumple una función fundamental a la hora de conservar los alimentos frescos, que ya no se compran en el día y a día, así como las comidas ya cocinadas para que aguanten en estado óptimo durante la semana. Así, es necesario seguir unas recomendaciones para alargar la vida del congelador.

Todos los electrodomésticos tienen una vida útil, que se puede aprovechar al máximo si se sabe cómo cuidarlos, según la Organización de Consumidores y Usuarios. Lo principal es elegir aquel que se adapte a las necesidades de cada uno. En cuanto a congeladores, la mayoría de usuarios prefieren el modelo de frigorífico combi, que ya trae incorporado el congelador.

Tipos de congeladores: verticales u horizontales

Así, se pueden encontrar dos tipos de congeladores: los horizontales o arcones congeladores y los congeladores verticales. Estos últimos son la solución para quienes no tienen mucho espacio, ya que ocupan menos que un arcón congelador. Suelen ser similares a las neveras combi, de de 180 a 190 cm de altura por unos 60 de anchura, aunque los hay más pequeños.

Los congeladores verticales son más sencillos de organizar y es más fácil acceder a los alimentos gracias a los cajones, aunque su capacidad suele ser menor que la de los arcones congeladores. Además, sus estantes son extraíbles, lo que facilita la tarea de limpieza.

Además, suelen tener congelación rápida, lo que permite que tanto bebidas como alimentos sean congelados aún más rápido. Muchos de ellos también cuentan con tecnología Flex, lo que significa que pueden usarse como refrigerador y como congelador, dependiendo de lo que el usuario desee. 

Por su parte, el arcón congelador o congelador horizontal se caracterizan por tener una puerta en la parte superior y puede llegar a medir entre 100, 120 0 140 cm de anchura y 90 cm de altura. Así, quienes tengan poco espacio esta no es la mejor opción.

Eso sí, también su capacidad es mayor que la de un congelador vertical, sobre todo, en lo que respecta al volumen útil real. Un problema de los arcones congeladores es su limitada capacidad de congelación, ya que no puede congelar muchos productos frescos a la vez.

¿En qué fijarse para elegir un congelador?

Así, para elegir entre uno u otro tipo de congelador hay que tener en cuenta una serie de características. En primer lugar, la capacidad del congelador, que dependerá del espacio que se tenga y del uso que se le vaya a dar. Es importante saber que el volumen anunciado suele ser mucho menor que el real, pues no se suele tener en cuenta los espacios inútiles. 

Por otro lado, la organización interna, la iluminación interior, los tipos de cajones,  los mandos y controles que marquen los grados del congelador, que posean alarma que avise de que están mal cerrados, que posean No Frost y desagüe en el frontal y, por último, su clasificación energética son algunas de las características que hay que tener en cuenta.

Consejos para usar bien el congelador

En primer lugar, todos los congeladores tienen que mantener su temperatura interior idealmente a –18ºC para consumir menos y ser eficaces. Además, hay otros consejos relacionados con su uso y mantenimiento. Tal y como indica la OCU esto es lo que hay que hacer: 

  • Instala el congelador en un lugar alejado de fuentes de calor.
  • Cerciórate de no tapar sus ranuras de ventilación.
  • Al instalar el congelador, sepáralo un poco de las paredes para que circule el aire a su alrededor. También es indispensable dejar un hueco por arriba.
  • Si optas por un arcón congelador, comprueba al instalarlo que podrás abrir la puerta del arcón completamente y acceder al contenido.
  • Comprueba que las gomas de la puerta están en perfecto estado y cierran herméticamente.
  • Cuando abras el congelador para sacar o meter alimento, hazlo deprisa (de ahí la importancia de una buena organización interna de los alimentos), evita dejar la puerta abierta mucho tiempo.
  • Pulsa el botón de congelación rápida el día anterior a introducir los alimentos en el congelador: así podrás conseguir que la temperatura se mantenga al nivel recomendado.
  • Evita introducir alimentos calientes en el congelador, espera a que estén a temperatura ambiente.
  • No lo cargues demasiado de una sola vez.
  • Es importante descongelar el aparato a menudo y, desde luego, siempre que la capa de hielo supere los 3 mm (sobre todo si no cuenta con sistema No frost).
Mostrar comentarios

Códigos Descuento