Tanta Europa
Tanta Europa

El análisis de unas 80 muestras de la Real Senyera original de 1545 permitirá hacer una nueva réplica

  • El estudio forma parte del proyecto Silknow, que pretende documentar el patrimonio sedero europeo desde la Edad Media.
Toma de análisis de muestras de la Real Senyera de València.
Toma de análisis de muestras de la Real Senyera de València.
Ayto. València
Toma de análisis de muestras de la Real Senyera de València.

Personal del Instituto Valenciano de Conservación, Restauración e Investigación (IVCR+i) ha tomado cerca de 80 muestras de la Real Senyera original de 1545, custodiada en el Museo Histórico Municipal de València, para analizar los materiales y la técnica de fabricación empleados, como paso previo a la elaboración de una nueva réplica. 

Para el estudio se utiliza un microscopio que permite examinar in situ cada hilo al detalle, además del examen que se hace en el laboratorio. El próximo 24 de marzo, un equipo de la Universitat de València (UV) y de la Escola d’Art i Superior de Disseny de València (EASD) escaneará en 3D la cimera para hacer una reproducción. Estos trabajos forman parte del proyecto europeo Silknow, promovido por la UV, con el que se pretende catalogar y documentar el patrimonio sedero de la Unión Europea desde la Edad Media.

"Estimar nuestra cultura y nuestro patrimonio histórico pasa por cuidarlo, restaurarlo y mantener-lo en las mejores condiciones", ha manifestado la concejala de Patrimonio y Recursos Culturales, Glòria Tello. "Gracias a la colaboración con el proyecto Silknow, en el que están implicados tanto la UV como la IVCR+i y el Ayuntamiento de València, estamos llevando a cabo la toma de muestras de la auténtica Real Senyera del siglo XVI para poder tener un conocimiento mayor sobre cómo se confeccionó, con qué materiales y de qué modo para, de esta manera, tener más información que nos permita poder restaurarla y mantenerla en las mejores condiciones posibles". 

La edil también ha recordado que la Senyera facsímil de la bandera de 1545, que preside la procesión del 9 d’Octubre, se desplazó el pasado mes de noviembre a las dependencias del IVCR+i, donde está siendo restaurada.

Las cerca de 80 muestras de la Real Senyera de 1545, que se encuentra en el Museo Histórico Municipal, servirán para identificar los componentes y las técnicas textiles empleadas, así como para observar las patologías del tejido original. De cada uno de los hilos recogidos se analizan distintos aspectos, como la densidad, diámetro, longitud, materiales, colorantes o estado de conservación, entre otros. 

Para ello, el personal del IVCR+i emplea un microscopio y hace microfotografías de la bandera, de 177x280 centímetros aproximadamente, dentro de las instalaciones del edificio consistorial donde se custodia y, además, traslada las muestras a su laboratorio para complementar el estudio. La semana que viene se desarrollarán trabajos de cromatografía. Toda la información recaudada en esta fase se utilizará para elaborar una nueva réplica de la Senyera del siglo XVI.

La subdirectora del IVCR+i, Gemma Contreras, ha indicado que se realizarán "estudios de colorimetría y espectrometría tanto a esta pieza como a la réplica de 1928 que se está interviniendo en estos momentos en el departamento de conservación y restauración textil del IVCR+i, lo que nos permitirá conocer con exactitud los colores de las sedas empleadas en ambos casos, así como la detección de componentes orgánicos empleados en la tinción de las sedas, lo que posibilitará establecer diferencias y parecidos entre las dos Senyeras". 

Por otra parte, el próximo día 24 un equipo integrado por técnicos del Laboratorio de Análisis y Diagnóstico de Obra de Arte de la Facultad de Geografía e Historia de la UV y del Laboratorio de Producción Digital de la EASD tomará muestras adicionales para determinar las materias colorantes de la tela. También escaneará en 3D la cimera de la Senyera para hacer una reproducción del elemento de metal situado en la parte superior del mástil.

Estos trabajos en torno a la enseña de 1545 forman parte del proyecto Silknow (Silk heritage in the knowledge society) impulsado por la UV y subvencionado por la Unión Europea dentro del Programa de Investigación Horizonte 2020. En él participan centros de investigación de varios países, entre ellos el IVCR+i. El Ayuntamiento se ha añadido a través de un convenio con la UV para documentar de forma exhaustiva el ejemplar conservado en el Museo Histórico Municipal. 

La finalidad del proyecto es promover la conservación, difusión y mejor conocimiento del patrimonio sedero europeo de los siglos XV al XIX, a través de varias ramas de investigación, desde la historia del arte hasta las nuevas tecnologías. 

Entre los objetivos del proyecto se incluye el avance científico en la identificación de técnicas, materias primas y diseños desarrollados a lo largo de estos cinco siglos para la producción de tejidos de seda, así como la aplicación del conocimiento generado en la preservación, difusión y desarrollo social del patrimonio histórico.

La vicerrectora de Cultura y Deportes de la UV y directora de Silknow, Ester Alba, ha explicado que este proyecto "aúna la protección, conservación y difusión del patrimonio cultural ligado a la seda y las herramientas tecnológicas como proceso de documentación y memoria. Entre las herramientas realizadas destaca el telar virtual que permite visualizar las técnicas históricas sin poner en riesgo la materialidad del bien cultural y ofrecer, así, través de la imagen aumentada y virtual una mayor comprensión del patrimonio, desde la accesibilidad universal".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento