Así es Mathilde Pinault, la hijastra millonaria e 'influencer' de Salma Hayek

Salma Hayek y su hijastra, Mathilde Pinault.
Salma Hayek y su hijastra, Mathilde Pinault.
Instagram Salma Hayek

En su Instagram, donde cada día que pasa crece su número de seguidores, que ahora mismo está en algo más de 32.000 followers, se hace llamar Tildie y, además, apenas si hace referencias, ya sea en forma de posts con ellos o de comentarios, a la familia a la que pertenece. Hablamos de Mathilde Pinault, hija de François-Henri Pinault, marido de Salma Hayek.

Recientemente, hace apenas un par de semanas, la actriz mexicana nominada al Oscar (a Mejor Actriz, en 2003, por su papel protagónico en Frida, donde interpretaba a la famosa pintora Frida Kahlo) felicitó a su hijastra con una publicación en su Instagram que hizo saltar las alarmas: ¿cómo es que aún no se había reparado más en Mathilde?

"Feliz cumpleaños, campeona. Eres una luz brillante en nuestras vidas. Te quiero de aquí a la luna y de regreso", escribía tanto en español como en inglés la intérprete de 54 años a la hija de su esposo, que alcanzaba aquel sábado 20 de febrero los 20 años de edad.

Como era obvio en una publicación de la también productora de Coatzacoalcos, los comentarios y parabienes no se hicieron esperar, felicitando igualmente a la joven y asombrándose de su belleza. Sin embargo, una usuaria, observando las diferencias entre ambas, le preguntó a Hayek si, con lo mayor que estaba Tildie, era su hija biológica, ante lo cual esta respondió: "La heredé de mi marido, pero la quiero como si fuera mía".

Mathilde es hija del empresario francés de lujo, que ostenta una de las mayores fortunas del planeta (según la revista Forbes, la tercera mayor de Francia, con un patrimonio estimado de 27.000 millones de dólares; es decir unos 24.700 millones de euros), y su primera esposa, Dorothée Lepère, con quien estuvo casado entre 1996 y 2004.

No sorprendió por tanto que Mathilde acaparase los focos el año pasado durante la Paris Fashion Week (donde vistió un deslumbrante vestido blazer negro de Balenciaga junto a unos tacones de tirantes, dado que su padre es el presidente del conglomerado de empresas Kering, al que pertenecen firmas tan reconocidas como Gucci, la mencionada Balenciaga, Alexander McQueen, Yves Saint Laurent, Bottega Veneta, Brioni o Stella McCartney.

Mathilde, la segunda hija que François-Henri Pinault y Dorothée Lepère tuvieron tras François Pinault, el primogénito, de 23 años, es quien más se ha acercado al mundo de la moda desde dentro entre sus hermanos, si bien es cierto que en Francia dan por casi seguro que François será el heredero. Además, el empresario tuvo un hijo con la modelo Linda Evangelista en 2006 (Augustin James, de 14 años) y a Valentina, de 13, con Salma Hayek un año después, en 2007.

Tildie se siente atraída por el mundo de las pasarelas y los posados y así lo ha demostrado en sus redes sociales, donde no solo hace sus pinitos como modelo sino que también ha sido imagen de marca para Olgana, Sadh Leven o Miasuki, así como para alguna de su familia como YSL.

Aunque se sabe muy poco sobre su vida privada, la revista ¡Hola! recogió que la joven ya ha dicho que, a pesar de lo comentado hasta ahora, no quiere dedicar y enfocar su vida y carrera al mundo de la moda como tal, sino como pasatiempo, ya que mientras tanto estudia en Londres y se centra en su verdadera pasión: la hípica.

Obviamente, su posición social le ha ayudado a entrenar con los mejores jinetes y a ser la imagen de Tendercapital Stables, donde están sus caballos, con los que ha participado como experta amazona en varias competiciones de salto ecuestre, entablando amistad con socialités tan importantes como Carlota Casiraghi y Marta Ortega.

Por ahora, solo hay que bucear un poco más en el Instagram de Mathilde Pinault para descubrir cuáles son sus pasiones, además de las referidas de la moda y la equitación. Por un lado, por supuesto, la comida, dado que en multitud de imágenes aparece la joven comiendo tarta, bebiendo vino o desayunando frutas y cruasanes.

Asimismo, la joven, cuando no hace ejercicio o está esquiando y, sobre todo, antes de la pandemia mundial por el coronavirus, se ha mostrado muy viajera y con los destinos más de moda, no solo dentro del país galo, como Saint-Tropez, Royan, Megève, Cap Ferret o Disneyland, sino también alrededor de todo el mundo como Venecia y Gorla Minore (Italia), las Islas Maldivas, Los Angeles y California, el desierto de Dubái, Miconos (Grecia), Bora Bora (en la Polinesia Francesa), Bruselas, Costa Rica, la isla privada de Mustique (en las Granadinas del mar Caribe) o Maui, en el archipiélago de Hawái.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento