Cortes de pelo inteligentes para conseguir un 'look trendy' de bajo mantenimiento

Las melenas onduladas serán tendencia este 2021.
Las capas son esenciales para no invertir mucho tiempo en tener perfecto el pelo.
PEXELS

Después del año tan turbulento que hemos tenido, buscamos cosas más sencillas y prácticas que nos faciliten la vida que ya es bastante complicada. En el tema peluquería, los estilos que dejan la raíz al natural o los flequillos estilo cortina siguen esta línea, pero ni de lejos son las únicas opciones.

Las capas como estrategia

Pasamos más tiempo en casa que nunca y hace unos meses incluso tuvimos que improvisar como peluqueras. Aunque salgamos menos a la calle y vayamos menos a la oficina, a nuestra vida han llegado las videollamadas, esas reuniones en las que queremos estar cómodas pero que aun así queremos vernos lo mejor posible.

"Un look cómodo y sencillo es el gran must del momento. Buscamos cortes que consigan grandes resultados, pero sin complicarnos la vida. Lo podemos conseguir con unas capas estratégicamente creadas que nos ayudarán a lavar y listo. Estos cortes inteligentes actúan por nosotros allí donde tienen que actuar para que el look se vea por sí solo perfecto. A veces pueden estar más marcadas, pero otras pueden ser imperceptibles, dependiendo del efecto que queramos conseguir", destaca M.ª José Llata de Peluquería Llata Carrera.

'Bob' con textura

El bob tiene tanto éxito porque es tan favorecedor como manejable. Se adapta a todas las texturas y rostros y si nos lo cortan con acierto, solo debemos dejarlo crecer para conseguir un lob o una melena midi.

 "Al bob le podemos añadir unas capas si es necesario y no buscamos un corte liso y recto. Eso depende de la textura que tengamos. La idea es adaptar el corte al rostro, que solo necesitemos lavarlo sin peinarlo demasiado, pero también a la posibilidad de que la distribución de los volúmenes cambie si lo dejamos crecer y se siga viendo igual de increíble. Si el pelo es rizado siempre recomiendo unas capas, lo mismo si queremos más forma y volumen con el pelo liso. También unas mechas más claras cerca del rostro, las conocidas como hair contouring, harán que siempre tengamos luz en la piel", sugiere Raquel Saiz de Salón Blue.

Melena más flequillo

Tanto si llevas un bob como una melena midi o maxi, el flequillo es una de las opciones para no tener ni que recogerte el pelo, enmarca el rostro y nos ayuda a despreocuparnos del resto. La parte negativa es que crece. 

"Los flequillos están tan de moda porque se apuntan a la comodidad. Una melena con flequillo no necesita nada más, lo único repasarlo cuando crece. Y eso es una de las cuestiones puntiagudas, ya que no todo el mundo tiene la destreza para hacerlo. Así que en este caso hay dos opciones, ir al salón para evitar trasquilones y disgustos innecesarios o bien desfilarlo para que aguante más tiempo. También es una oportunidad para elegir un flequillo cortina que no necesita mantenimiento", asegura Rafael Bueno de Rafael Bueno Peluqueros

Pixie con pelo liso o rizado

Los cortes como el pixie o el garçon no cabe decir que son de lo más cómodo y fácil de peinar. Y como sucede con el bob, permite personalización. Este tipo de corte lleva siendo tendencia desde hace décadas gracias a su comodidad.

"El pixie queda genial tanto con el pelo liso como con el rizado. Podemos llevarlo con un flequillo más largo que caiga sobre la frente o más corto desfilado, también peinado hacia arriba en la versión más grunge. El mood del año nos invita a explorar el lado más desenfadado que nos puede aportar cada uno de los cortes, pero con este aún más. Este acabado despreocupado nos dará la sencillez y naturalidad que necesitamos", afirma Alexander Kiryliuk de SK Style Barcelona.

Actualizando la melena de los 90

Los desfilados sobre el rostro funcionan casi como un flequillo, ya que lo enmarcan y hacen que sea muy fácil llevarlo. "Regresan las melenas de los noventa, aquellas que se desfilaban a lo largo del rostro, consiguiendo así una mayor presencia, pero que recurrían a las líneas rectas para el resto o bien a capas muy sutiles y funcionales para dar más movimiento al pelo. Los desfilados restan peso y son ideales para el pelo fino, pero también facilitan su manejabilidad. Todo vuelve al mismo sitio tras el lavado", añade Felicitas Ordás de Felicitas Hair.

Cortes todoterreno

No siempre tenemos que escoger entre tendencia y comodidad. Las propuestas que llegan pretenden facilitarnos la vida y hay dos cortes que lo ofrecen todo, el shag y el mullet, estilos que se han popularizado mucho entre la generación Z y que ya levantan pasiones.

"Estos dos cortes triunfaron el año pasado y evolucionan para volverse aún más prácticos y favorecedores. Podemos mezclarlos y reversionarlos porque un corte inteligente es aquel que nos da lo que necesitamos donde lo necesitamos. Nos deben ayudar a peinarlo y si queremos texturas y acabados naturales estos dos cortes tienen eso y mucho más. Con un poco de cariño, lo dan todo para no necesitar ni el secador", sugiere Manuel Mon de Manuel Mon Estilistas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento