La alcaldesa de La Muela, María Victoria Pinilla, ingresó en la madrugada del lunes en prisión preventiva por decisión judicial y a pesar de todo, el PAR (el partido en el que milita) no la ha expulsado. El comité intercomarcal de este grupo político decidió el lunes proponer a la ejecutiva regional la suspensión cautelar de militancia de Pinilla y de su marido, Antonio Embarba, que ayer quedó en libertad con cargos tras declarar en los juzgados.

El comité decidió además abrirles a ambos un expediente disciplinario y pedirá tanto a la alcaldesa como al concejal Juan Carlos Rodrigo, también imputado, que renuncien a sus cargos y entreguen sus actas. En caso contrario, propondrán, entonces sí, su expulsión.

El juez va a llamar a testigos no imputados

Por ahora, el comité pedirá a la ejecutiva que se suspenda cautelarmente de militancia a Pinilla y a su marido a la espera de que haya una sentencia. A Rodrigo no se le pide la suspensión porque, a pesar de ser concejal por el PAR, no milita en este grupo político. La comisión ejecutiva se reunirá hoy para analizar y aprobar en su caso todas estas propuestas.

De los 19 arrestados que tuvo en un principio la operación Molinos, permanecen en prisión tres por orden del juez: el empresario de la promotora madrileña Brocover, José Carlos Fernández (que además es presidente de la Asociación de Empresarios del Norte de Madrid), el concejal Juan Carlos Rodrigo y la alcaldesa María Victoria Pinilla.

Precisamente el lunes, el juez que investiga la trama, Alfredo Lajusticia, acabó de interrogar a los detenidos. Uno de los último en declarar fue el marido de Pinilla, Juan Antonio Embarba, que quedó en libertad con cargos. Está imputado por la presunta comisión de tráfico de influencias, uso de información privilegiada y blanqueo de capitales. Se le retiró el pasaporte y deberá presentarse en el juzgado periódicamente.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ZARAGOZA