El ministro Moratinos conocía el plan de retirada de las tropas españolas de Kosovo

Miguel Ángel Moratinos, durante su visita oficial a Corea del Sur.
Miguel Ángel Moratinos, durante su visita oficial a Corea del Sur.
Kote Rodrigo / EFE

El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, aseguró este lunes que conocía el "plan" de la retirada del contingente español de Kosovo, medida que él también apoya al tratarse de una decisión de todo el Gobierno.

Moratinos, en declaraciones a los periodistas en Seúl, donde se encuentra de visita oficial,
negó que exista alguna "divergencia" entre su departamento y el de Defensa que dirige Carme Chacón, encargada de anunciar la decisión el pasado jueves durante su visita al contingente español en la base de Istok (Kosovo).

Según publica el diario El País, Moratinos estuvo al margen de esta medida y "no fue consultado".

"Ha sido una decisión del Gobierno y por lo tanto, en el Gobierno la conocíamos. Ya sabíamos que había ese plan, dada la nueva situación que existía en Kosovo. Lo habíamos hecho con sentimiento de solidaridad y de comprometernos en la estabilidad y seguridad de la región", explicó.

El jefe de la diplomacia española señaló que desde que tuvo conocimiento de la noticia, "empezó a trabajar" y a ponerse en contacto con sus colegas de los países aliados para "clarificar" si hubo "algunas cosas que no se han entendido". En su ronda de conversaciones, Moratinos habló por teléfono el pasado sábado con la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, para detallarle "

las razones, el fondo y el porqué" de la medida. Según Moratinos, Clinton le dijo que continuaba considerando a España un país "serio y comprometido" con las misiones internacionales y que entendía los motivos del repliegue.

Repliegue gradual

Subrayó que el repliegue se llevará a cabo de forma "gradual" y con "la mayor colaboración y concertación" con los aliados y los mandos militares para no perjudicar la misión en Kosovo, territorio cuya independencia España no reconoce.

La intención del Gobierno español es que el grueso del contingente, integrado por 630 militares, regrese a España antes de que finalice el verano. Moratinos recordó que España lleva diez años en Kosovo contribuyendo a la paz y estabilidad de la región.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento