David Pastor
El trompetista valenciano, en la redacción de 20 minutos. 20MINUTOS.ES

El jazz acoge estos meses con alegría el último disco del trompetista valenciano David Pastor, Nu-Roots, "el músico más indefinido de todo el panorama" y tal vez el más versátil. Un tercer trabajo editado como IntroducingStringworks (2006) por Omix Records , del guitarrista Ximo Tébar (2002) y , y grabado en los estudios So Guart de Barcelona, en el que "he recopilado la música que me ha influenciado toda la vida".

Su rostro se hizo más conocido por formar parte durante tres años de la orquesta del programa de Andreu Buenafuente. Una época en la que "me lo pasé muy bien, pero en la parte creativa claro, tampoco me podía explayar. Me lo pasé genial, lo he admirado siempre. De hecho, la foto de la portada es de Buenafuente. Nunca me trató como un jefe, era un compañero de faena".

El trompetista versátil

Quizá por haber hecho tantas cosas, Pastor muestra en este disco nuevamente su faceta más innovadora, incorporando instrumentos como el órgano Hammon, o trasladando canciones de grupos como U2 al lenguaje del jazz y conseguir sensaciones nuevas. Porque da igual que se arranque por una balada, que por un tema free jazz, se disfruta igual. Desde musicales como Jekyll y Hyde, de Raphael, o High School Musical, en el que participará durante las próximas semanas, aunque eso sí, sin atarse demasiado, "¿te imaginas estar seis días tocando las mismas canciones?".

Tocar jazz me da una libertad que no logro conseguir con otro tipo de música"

"He sido un músico criado en la calle, de la banda de toda la vida". Un músico que se adentró en el jazz cuando tenía tan sólo 14 años, "por culpa de Francisco Blanco ‘Latino". Desde entonces evolucionó sin parar, tocando en todo tipo de formaciones, desde orquestas de baile hasta bandas, "de hecho, estas Fallas casi toco". "Escucho todo tipo de música siempre que esté bien hecha, pero tocar jazz me da una libertad que no me da otro tipo de música. Es la máxima expresión a la hora de la creatividad, porque te permite hacerlo en el momento".

Una filosofía que ha plasmado en sus ya tres discos, que "no tienen nada que ver el uno con el otro. El primero era muy vanguardista, raspando un poco el free. El segundo era todo lo contrario: un cuarteto de jazz con una orquesta de cuerda", algo nada usual en el género. "Este es ya la vacilada total", en la que aporta el órgano Hammon con el pianista José Luis Guart, que ha tocado con gente conocida como Rosa "y fue director musical de la Fundación Toni Manero), haciendo incursiones también en la música brasileña", que Pastor adora, por lo que ha incluido el tema Maria das Mercedes, del brasileño Djavan.

Completa el trío Toni Pagès, "a quien conocí en el programa de Buenafuente, que es un excelente batería y su trayectoria también incluye a gente como Manu Guix, Antonio Orozco...".

En el disco también pueden encontrarse temas creados por Pastor como Nu-Roots (Nuevas- Raíces) o el homenaje Sonyy Rollin's Stone, "porque había un tema de Sony Rollins que me parecía muy difícil y lo estudié mucho". Curiosa anécdota, cuando Pastor ofrece en este tema tal el mejor solo del disco. 

Un trabajo que además de su vision de I still haven't found what I'm looking for, de U2, ofrece también la oportunidad de escuchar una nueva cara jazz-funk de Get up Stand up, de Bob Marley. Un hueco dedicado al flamenco con su tema Noche de Brujas, el tema Morou Moraes de su amigo Ademir Candido o una versión de Zoltan, de Woody Shaw.

Un completo trabajo que muestra una vez más por qué Sedaví puede decir que de allí salió uno de los mejores trompetistas de España. Un disco que se escucha, como bien describe Manuel Hamerlinck, como un buen concierto del mejor David Pastor.

OCCC: San Fernando, 12. Domingo 22, 19.00 h. Gratuito.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALENCIA