Sonia Ruiz Raga, investigadora: "Cuanto más subes de categoría en ciencia, menos mujeres hay"

Sonia Ruiz Raga, doctora en Nanociencia y Nanotecnología y galardonada con el premio L’Oréal-UNESCO For Women In Science.
Sonia Ruiz Raga, doctora en Nanociencia y Nanotecnología y galardonada con el premio L’Oréal-UNESCO For Women In Science.
CEDIDA / L'ORÉAL

Una de cada cinco muertes ocurridas en todo el planeta es atribuible a la polución por combustibles fósiles, es decir, a respirar aire contaminado con partículas procedentes de la quema de estos materiales, de acuerdo con un estudio recién publicado por la Universidad de Harvard. Para evitar estos fallecimientos, la alternativa es clara: las energías limpias. Precisamente en ellas trabaja la investigadora española Sonia Ruiz Raga, que busca crear placas solares de forma "efectiva, barata, duradera y sostenible" que contribuirán a reducir la emisión de gases de efecto invernadero.

Ingeniera química y doctora, trabaja en el Institut Català de Nanociència i Nanotecnología y ha recibido el premio del programa L’Oréal-UNESCO 'For Women In Science', que reconoce la labor de destacadas jóvenes en el campo de la investigación, junto a cuatro colegas. Con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia este jueves, explica a 20minutos qué hace para contribuir a paliar la "emergencia" de la crisis climática y comenta la situación de falta de inversión y de desigualdad de su sector en España.

El objetivo de tu trabajo es crear dispositivos de conversión de luz solar a energía limpia con técnicas que mejoren las actuales. ¿En qué consiste exactamente tu investigación?

Básicamente lo que investigo es una nueva tecnología fotovoltaica. Desarrollo materiales nuevos que no sean el silicio, que es lo que se utiliza tradicionalmente, para fabricar placas solares. Estos materiales tienen propiedades híbridas: son en parte orgánicos, como polímeros, y en parte inorgánicos, como cristales. Además, son muy fáciles de sintetizar y se pueden dispersar en un líquido, como para hacer tinta e imprimirlos incluso en casa. Otra de las características principales es que serán de bajo coste y aplicables a diferentes dispositivos.

"Se pueden dispersar en un líquido, como para hacer tinta e imprimirlos incluso en casa. Además, serán de bajo coste"

Entonces, estos materiales permitirían obtener energía limpia de forma efectiva, barata, duradera y sostenible, ¿por qué?

El material principal que estoy investigando, la perovskita, puede llegar a una eficiencia muy similar a la que se consigue con el silicio. Además, es barata, se puede imprimir con tintas, por ejemplo, y los químicos precursores de este material también tienen un coste bajo. Es sostenible porque necesitas mucha menos energía para fabricar la celda solar en sí y eso reduce las emisiones de carbono. Y ahora mismo estamos investigando la durabilidad, para incrementar el tiempo de vida útil de estos dispositivos. Es el último paso que nos falta para empezar a comercializarlo.

La doctora Sonia Ruiz Raga en el laboratorio.
La doctora Sonia Ruiz Raga en el laboratorio.
CEDIDA / L'OREAL

Además de las que has mencionado, ¿qué otras ventajas presenta esta técnica frente a la vigente?

Para fabricar las placas actuales, se emplea silicio y las infraestructuras necesarias conllevan una inversión enorme que ningún país europeo quiere asumir. En cambio, con esta nueva tecnología, el gasto de partida para las instalaciones es muy bajo. Con una cantidad mínima se podrían implantar 'minifábricas' por España, donde la creación y el consumo estén a poca distancia: celdas solares de kilómetro cero. Así, también se generaría empleo.

Además, estas nuevas placas solares se pueden emplear en sitios donde no podrías usar una de silicio, porque se pueden fabricar sobre un sustrato plástico, flexible y tienen transparencia y distintos colores. Eso reduce significativamente el peso. Se podría montar sobre sitios como una sombrilla de un bar, una carpa, tiendas de campaña, ventanas… 

"Con una cantidad mínima se podrían implantar 'minifábricas' por España para crear celdas solares de kilómetro cero"

¿Qué otras aplicaciones tienen las placas fabricadas con la técnica que estás desarrollando?

También se podrían emplear para hacer mochilas, tejados que pesen poco o incluso ropa y parches electrónicos para la piel. Ahora se están creando parches que sirvan para controlar la temperatura o el pulso, y para hacerlos funcionar necesitarás una fuente de energía. Los materiales de las placas que estoy haciendo yo se podrían integrar en ellos.

Confiáis en que estos dispositivos estén disponibles en unos cinco años, ¿no es así?

Eso esperamos, sí, aunque depende en gran medida de la financiación que podamos conseguir para continuar investigando. Como es obvio, cuanto mayor sea, más rápido irá. En el caso ideal, en unos cinco años podríamos tenerlo. Si, por el contrario, no se aumenta la inversión en ciencia y nos encontramos con recursos limitados, igual son 15.

Tuviste que marcharte a Japón y Australia para poder desarrollar tu trabajo, ¿qué opinas de la inversión en ciencia e investigación que se hace en España?

Está lejos de ser suficiente. Quienes se quedan a trabajar en España están en unas condiciones muy malas, deplorables. No puede ser que un estudiante de doctorado cobre menos de mil euros al mes, y un 'postdoctorando' no gana mucho más. Estar en un trabajo al que le dedicas muchas más horas que en un trabajo normal y cobrando mucho menos, cuando es algo tan importante como avances científicos, no puede ser. 

Muchos grupos, además, para seguir sobreviviendo necesitan atraer fondos como sea y, si no los consigues, tienes que cerrarlo. Vivir con ese miedo en el cuerpo es muy difícil, más allá de la burocracia que necesitas hacer aparte de tu propio trabajo de investigación. 

"La inversión en ciencia en España está lejos de ser suficiente. Quienes se quedan a trabajar aquí están en unas condiciones muy malas, deplorables"

¿Cuál es lugar de la mujer en la ciencia, existe igualdad en el campo de la investigación?

La participación de ambos sexos en la carrera, el máster, el doctorado y puede que el 'postdoc' es más o menos equitativo. Sin embargo, el paso de convertirte en líder de grupo, que es lo que me gustaría conseguir ahora, ahí baja a un 30% o menos el número de mujeres. La gran mayoría son hombres y no digamos ya en puestos superiores de dirección: lo que se dice la gráfica de la tijera. Cuanto más subes de categoría, menos mujeres hay. Hay muchos factores que te limitan.

¿Cómo se podría solucionar?

Por ejemplo, poniendo condiciones especiales para las mujeres al pedir financiación. Hay becas que tienen en cuenta si has tenido una baja maternal cuando y amplían los plazos. En general, medidas que tengan en cuenta las dificultades que puede tener una mujer. Es una manera de empezar a equiparar: promover que las chicas pidan más becas y, cuando vas a contratar, tener paridad de candidatos. Este tipo de premios, como el de L’Oréal, también ayudan a dar visibilidad y que las niñas se animen a hacer de la ciencia su vida.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento