Enrique Ossorio: "La Ley Maestra de Libertad de Elección Educativa de Madrid es más constitucional que la Ley Celaá"

  • El consejero de Educación de Madrid charla con 20minutos sobre la Lomloe y otros aspectos de la coyuntura educativa.
El consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, minutos antes de la entrevista con 20minutos.
El consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, minutos antes de la entrevista con 20minutos.
Jorge Paris

El consejero de Educación, Enrique Ossorio, desgrana este viernes los principales aspectos de la futura Ley Maestra de Libertad de Elección Educativa en una comparecencia en la Asamblea. Se trata de una iniciativa que pretende ser contrapeso de la Ley Orgánica de modificación de la LOE (Lomloe), más conocida como Ley Celaá, en la región. En una conversación con 20minutos, Ossorio repasa algunos aspectos de la actual coyuntura educativa.

¿Cómo va a ser su comparecencia sobre la Ley Maestra? 

Aunque llegará a la Asamblea dentro de un mes y medio o dos, se me ha pedido que cuente cuál es su contenido inicial. No será el definitivo porque la ley empieza ahora una tramitación donde va a opinar todo aquel que considere que puede aportar algo. Las secretarías generales técnicas, el Consejo Escolar... De lo que nos digan, todo lo que nos parezca acertado, lo incorporaremos.

Se ha dicho que es una ley para contrarrestar la Ley Celaá. 

Nosotros estamos aquí porque nos presentamos a las elecciones con un programa electoral y Cs, con otro. Y ambos programas comparten una serie de principios en materia de educación: la libertad de elección, la calidad educativa y la igualdad de oportunidades. De verdad, no queremos confrontar, sino simplemente, dentro del margen que nos da una ley orgánica y sin ir nunca contra ella, sostener que en Madrid se sigan aplicando esos principios. E incluso avanzar en ellos si es posible.

¿Para aprobarla tienen el apoyo de Vox? 

El primer contacto va a ser hoy, pero yo sinceramente confío. Los objetivos que perseguimos con la ley son compartidos por Vox, porque también defienden la libertad de elección, que la voluntad de las familias esté por delante de la de las administraciones.

¿Teme que el Gobierno central actúe contra Madrid por esta y otras medidas?

Sinceramente, pienso que no es posible. Todas esas medidas que hemos tomado están dentro de la legalidad, incluso dentro de lo que dice la propia Ley Celaá. Y respecto a la ley maestra, pensamos que es más constitucional nuestra ley que la Ley Celaá. Antes de enviarse al Parlamento tendrá un informe de los servicios jurídicos, si opinaran que alguno de los preceptos no es constitucional, pues no lo incluiremos.

La Lomloe ya está en vigor. ¿Cambiará algo el próximo curso? 

La ley tiene una entrada en vigor en distintas etapas. Para el curso que viene solo entra el proceso de admisión de alumnos, la elección de los directores de los centros y la regulación de los consejos escolares. El proceso de admisión lo hemos retrasado un año y el proceso de selección de directores, lo mismo. La regulación de los consejos escolares si entrará en vigor el curso que viene y el siguiente todo lo que está relacionado con la promoción, pasar de curso, la titulación, etcétera. Y ya para los siguientes dos años el currículo.

Hay familias, sobre todo de la concertada y la especial, preocupadas por si hay cambios. 

Hemos prorrogado los conciertos diez años. Esto quiere decir que hasta el 2027 pueden estar tranquilos, que va a seguir el mismo régimen. Y en el caso de la educación especial, lo mismo digo. La ley Celaá contempla una disposición adicional que quiere acabar con ellos en 10 años y tiene un artículo 74 que intenta vaciarlos. Nosotros vamos a intentar que eso nunca tenga aplicación en la Comunidad de Madrid.

De lo que más se habla es que la ley puede ir contra la concertada, contra la especial. Pero yo creo que, al final, la más perjudicada va a ser la pública, porque la ley pretende también romper la libertad de elección de las familias de la pública. Y un elemento de calidad de la educación es que los hijos vayan donde los padres piensan que les va a ir mejor y van a tener más oportunidades.

La Comunidad habló de interponer un recurso de inconstitucionalidad contra la ley. ¿Mantienen esa intención? 

La hemos estudiado en profundidad y consideramos que tiene varias partes claramente inconstitucionales. La asignatura de Religión es una. España tiene un convenio con la Santa Sede y la normativa española dice que los convenios internacionales son ley. Y ese convenio internacional que tiene que respetar España como una ley dice que la religión será similar a las asignaturas fundamentales. Evidentemente el tratamiento que da la Ley Celaá a la religión no es ese. 

Otro tema flagrante es la educación diferenciada. Hay pronunciamientos del TC que dicen que la educación diferenciada no supone una quiebra del principio de igualdad y la Ley Celaá la expulsa del sistema educativo. Luego tiene otro incumplimiento del acuerdo constitucional que en materia de libertad, de elección y de supresión de la demanda social. Otro es suprimir los conciertos públicos para poder hacer centros concertados sobre suelo dotacional: si no se construyen centros de concertada, el tratamiento no es igual, y, además se estaría rompiendo la autonomía municipal.

Está, indudablemente, el español, que la Constitución dice que la lengua oficial y el TC ha marcado clarísimamente que es la lengua vehicular y la Ley Celaá lo omite. Y luego hay temas menores, en el sentido de preceptos que se dice que son básicos y deberían ser no básicos.

¿Cómo han evolucionado esta semana el número de alumnos y aulas en cuarentena?

Desde que empezó el curso académico, después de posponerlo como consecuencia de Filomena, ha habido un crecimiento importante en el número de alumnos en cuarentena. Es lógico porque el contador se puso a cero con las vacaciones de Navidad. Nada más empezar las clases, ha ido creciendo muy deprisa. Desgraciadamente, el número de alumnos en cuarentena la semana pasada eran 12.000 y hoy (por el miércoles) es de 25.000. En cuarentena hay 1.024 aulas también. Estamos observando que el crecimiento ya se está ralentizando. 

¿Qué porcentaje de alumnos sobre el total supone ese número?

Son el 2% del alumnado de la Comunidad de Madrid. Por otra parte, ese dato hay que contemplarlo teniendo en cuenta lo que pasó en el peor momento de la segunda ola. Entonces había 800 contagios por cada 100.000 habitantes en Madrid y el número de alumnos en cuarentena fue de 35.000. Ahora mismo, que está el número de contagios en 900 por cada 100.000, habitantes, tenemos 25.000 alumnos en cuarentena. Evidentemente, es un dato que no nos gusta, pero no es un dato tan malo.

Yo creo que esto pone de manifiesto que las aulas, al final, son un sitio seguro. Lógicamente hay un 1.250.000 alumnos y se contagian, fundamentalmente, en sus domicilios. ¿Qué es lo que está sucediendo con la cepa británica donde se está? Hay familias enteras contagiadas. No voy a ningún centro educativo donde me digan que allí hubo un brote.

Y por el paso de Filomena, ¿queda algún centro con incidencias?

Solo tenemos uno, el colegio Ramón María Valle Inclán, en el barrio de San Blas. Tiene un problema con la cubierta. Es un centro que es antiguo ya, entonces estamos cambiando la cubierta. Tuvimos 970 incidencias, estuvimos en contacto permanente con los directores de los centros y fuimos haciendo público cada día el número de incidencias que nos llegaban. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento