La Covid ya es enfermedad profesional... pero no lo será para todos: "¡Nosotros también somos sociosanitarios!"

Ayuda a domicilio.
Ayuda a domicilio.
EP

La infección por Covid-19 ya se considera una enfermedad profesional para el personal del ámbito sanitario y sociosanitario. La medida, anunciada este martes por el Gobierno, ha sido bien recibida por el sector, que llevaba meses reivindicando mayor protección para los profesionales en primera línea; pero echan en falta la inclusión de otros colectivos que también trabajan expuestos al virus.

Es el caso de los equipos de limpieza y mantenimiento de los hospitales y centros sanitarios o el del personal de asistencia a domicilio, entre otros. Aunque el Gobierno todavía no ha especificado los sectores que podrían acogerse a esta prestación, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, Jose Luis Escrivá, ya avanzó este martes que "todo lo que son subcontratas no están incluidas en la medida", por lo que un amplio número de profesionales que desempeñan su labor en ese ámbito quedarán fuera de la medida por no ser trabajadores del sector público.

Desde la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de Comisiones Obreras (FSS-CC OO) valoran muy positivamente el reconocimiento, pero denuncian que no se haya concretado a qué personal afecta este Real Decreto-Ley. "Era una oportunidad para zanjar este asunto y ha quedado abierto", asegura a 20minutos la secretaria de Salud Laboral de FSS-CCOO, Irene Álvarez.

Lo que debería tenerse en cuenta, dice, ya no es tanto los colectivos que tienen que estar incluidos, sino más bien la exposición al virus a la que se someten ciertos trabajadores y trabajadoras durante su jornada laboral. "Es el principio de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. Si existe una exposición, esa exposición puede causar unos daños y el personal que ha estado expuesto es al que se le tiene que reconocer si esto tiene un origen profesional", explica Álvarez.

Reconocimiento parcial

"El texto es ambiguo", asegura Irene Álvarez respecto al Real Decreto-Ley publicado en el BOE este miércoles y donde consta la inclusión del coronavirus en el listado de enfermedades profesionales. Y es que, en ningún momento se especifica el personal que puede -o no- acogerse a la baja por enfermedad laboral.

"El personal de limpieza que limpia una habitación de un paciente Covid está igual de expuesto a ese riesgo"

"Por las declaraciones del ministro Escrivá, entendemos que están dentro los celadores, pero también dijo que las subcontratas no. El personal de limpieza que limpia una habitación de un paciente Covid está igual de expuesto a este riesgo", asevera Álvarez, reconociendo que no entienden que, "aunque sea una subcontrata, no se le vaya a reconocer esa exposición".

Lo mismo ocurre con la ayuda a domicilio, recuerda, asegurando que un trabajador o trabajadora que asiste a un paciente en su vivienda "tiene el mismo riesgo de contagio que la de un centro residencial". No obstante, como no se hace referencia en el texto a este sector, desde el sindicato consideran que se les excluye de la medida. "Por eso esperamos que haya una aclaración del alcance de estas medida", reclama Álvarez, considerando que "aún quedan unos aspectos por zanjar".

Ya lo dijeron desde el principio. "No queríamos aplausos, queríamos reconocimiento de los derechos del personal del sector. Y se han reconocido parcialmente", lamenta. Álvarez señala que muchos de esos trabajadores y trabajadoras esenciales “de los que tanto se nos ha llenado la boca de elogios por estar en primera línea durante todo este año” son los que ahora podrían no estar incluidos en la medida. "No se entiende ninguna exclusión cuando es una exposición a riesgos biológicos".

"Nosotros también somo sociosanitarios"

Pedro Molero trabaja en el servicio de ayuda a domicilio en el municipio malagueño de Benalmádena. Su día a día consiste en ir de casa en casa cuidando a las personas dependientes; ya sea aseándoles, dándoles de comer, acompañándoles al médico o, simplemente, brindándoles compañía. Una labor muy necesaria que, no obstante, no ha sido reconocida en el derecho a obtener el reconocimiento de enfermedad profesional por contagio de Covid-19.

"A los que trabajamos en ayuda a domicilio nos llevan maltratando desde el inicio de la pandemia", asevera, indignado por la exclusión del sector en la nueva medida. Molero denuncia que en el último año se haya ido diferenciando a los sociosanitarios que trabajan en centros de los que lo hacen en las viviendas de las personas dependientes. "Nosotros también somos sociosanitarios", recuerda, destacando que están igual "o más" expuestos al virus que un profesional cuya jornada se lleva a cabo en un mismo recinto.

Pedro Molero trabaja en el servicio de ayuda a domicilio en el municipio malagueño de Benalmádena.
Pedro Molero trabaja en el servicio de ayuda a domicilio en el municipio malagueño de Benalmádena.
P. M.

Según cuenta, son muchos los compañeros y compañeras que se han contagiado como consecuencia de su profesión y que incluso han tenido problemas para demostrar que, efectivamente, se han infectado en el puesto de trabajo, "porque ya te empiezan a decir que esto ha podido ser en cualquier otro sitio". "Pero claro, cuando tú entras en casa de un usuario donde se han contagiado tanto los familiares como el propio usuario, es bastante obvio dónde está el foco de contagio; y aún así nos ponen trabas incluso para considerarlo accidente laboral", lamenta.

Algo parecido sucede con las vacunas. Uno de los grupos prioritarios en el plan de vacunación son el personal sanitario y sociosanitario de residencias. Sin embargo, ni ellos ni los usuarios a los que asisten han sido inoculados con la vacuna contra el coronavirus. "Nosotros, para poder trabajar, nos exigen un certificado de profesionalidad que, además, dice muy claro que somos personal sociosanitiario. No entendemos esa diferenciación, tanto en eso como en las vacunas como en todo", afirma, expresando el hartazgo generalizado que viene arrastrando el sector. "Tenemos el mismo convenio que el personal de residencias, pero ahora nos están separando de los que están en instituciones. Y es realmente injusto", concluye Molero.

"Llega con retraso"

"El reconocimiento llega con retraso", asevera con rotundidad la secretaria de Salud Laboral de FSS-CC OO. Colectivos y sindicatos llevan demandando que se reconozca la infección de coronavirus como enfermedad profesional desde el inicio de la pandemia. Desde entonces, unos 118.000 trabajadores sanitarios y sociosanitarios se han contagiado de Covid-19. Para ellos también es una buena noticia, pues la medida tiene carácter retroactivo, es decir, que incluye a todo el personal contagiado desde la declaración de la pandemia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) hasta "el fin de todas las medidas de prevención".

Es precisamente esa "limitación temporal" otro de los asuntos que los sindicatos piden aclarar. "Si las mascarillas se quedan de por vida, esto es una medida derivada del Covid.¿Eso como se concreta?", pregunta Irene Álvarez. Lo cierto es que quizás todavía es pronto para saber cuándo va a dejar de existir ese riesgo, esa exposición, en los centros, por lo que desde el sindicato exigen que se elimine esa limitación temporal.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento